Contaminación
Vista del cielo de Madrid, cubierto por una "boina" de contaminación, en octubre del año 2013. JORGE PARIS

La Organización Mundial de la Salud (OMS) presentó un informe sobre calidad del aire en 1.600 ciudades del mundo que revela que de las 46 urbes españolas estudiadas, la más contaminada es La Línea de la Concepción, y la que tiene el aire más limpio es Las Palmas.

Arrecife se sitúa en segunda posición con el aire más limpio

Los datos con los que cuenta la OMS no son comparables porque se refieren a años diferentes (desde 2008 a 2012), y porque los sistemas de medición son distintos, por lo que el organismo rehúsa hacer una clasificación jerárquica de las urbes más y menos contaminadas. El estudio mide especialmente el nivel de las partículas contaminantes PM 2,5 —las más pequeñas y más perjudiciales ya que pueden penetrar directamente en los pulmones—, conocidas como partículas finas y consideradas las más peligrosas, y por tanto el mejor indicador de los riesgos para la salud de la contaminación ambiental.

El nivel "razonable" de estas partículas es una media anual de hasta 10 microgramos por metro cúbico. Si la presencia es mayor se puede considerar que existe contaminación perjudicial para la salud y si es menor, que el aire es limpio.

Ente las ciudades españolas, se considera que Las Palmas es la que tiene el aire más limpio porque la media anual indicó que "solo" estaban suspendidas en el aire 6 microgramos de PM 2,5 por metro cúbico. Arrecife se sitúa en segunda posición con 6 microgramos de PM 2,5 también, pero contabilizó 24 microgramos de PM 10, mientras que el nivel de PM 10 en Las Palmas fue de 22.

La urbe más contaminada de España es la Línea de la Concepción, en Cádiz, con una media anual de 18 microgramos de PM 2,5 por metro cúbico y 33 microgramos de PM 10, según el informe. Las PM 10 son unas partículas contaminantes también suspendidas en el aire que son un poco mayores que las PM 2,5 y, por tanto, son menos perjudiciales.

Por ciudades

Con respecto a las grandes ciudades, Madrid reveló una media anual de 11 microgramos de PM 2,5 por metro cúbico y 22 de PM 10; y Barcelona 16 microgramos de PM 2,5 y 25 de PM 10. Sevilla reportó 16 microgramos de PM 2,5 y 22 de PM 10; Valencia 14 de PM 2,5 y 20 de PM 10; y Zaragoza 12 de PM 2,5 y 22 de PM 10.

La lista de niveles de partículas finas PM 2,5 en las ciudades españolas citadas en el informe se completa con: Albacete, 11; Alcorcón, 12; Alicante, 11; Badajoz, 9; Benidorm, 9; Bilbao, 13; Burgos, 14; Cáceres, 8; Cartagena, 14; Castellón de la Plana, 13; Ciudad Real, 11; Córdoba, 13; Elche, 12; Elda, 11; Ferrol, 12; Gijón, 12; Granada, 16; Guadalajara, 12; Jaén, 16; Jerez de la Frontera, 14; Logroño, 16; Majadahonda, 12. Málaga, 17; Marbella, 7; Mataró, 14; Móstoles, 12; Oviedo, 12; Palma de Mallorca, 8; Pamplona, 14; Salamanca, 12; San Fernando, 12; San Sebastián, 10; Santander, 13; Santiago de Compostela, 8; Talavera de la Reina, 12; Telde, 8; Toledo, 17; y Torrejón de Ardoz 13.

Más de siete millones de personas mueren anualmente en el mundo a causa de la contaminación

Todos los datos de España corresponden al año 2011. Las altas concentraciones de las partículas finas se asocian con un gran número de muertes causadas por infartos y ataques cerebrales, por lo que la OMS advierte de que residir en ciudades donde los niveles son dos veces y media los recomendados "pone a la población en riesgo de padecer problemas de salud a largo plazo".

El pasado marzo, la OMS reveló que más de siete millones de personas mueren anualmente en el mundo a causa de la contaminación ambiental ya sea fuera o dentro del hogar, lo que convierte a la polución en el principal riesgo medioambiental para la salud.