Entre 75.000 y 103.000 personas, según las fuentes, participaron este sábado en la manifestación convocada por el Gobierno foral en Pamplona bajo el lema Fuero y Libertad. Navarra no es negociable.

Los asistentes

Entre los asistentes a la manifestación, que en el Parlamento recibió el apoyo de UPN y CDN y el rechazo de PSN, IUN-NEB, Aralar, EA y PNV, se encuentraban varios presidentes autonómicos y los máximos dirigentes del PP, encabezados por su presidente, Mariano Rajoy, quien dijo al término de la marcha que espera "que algunos, si son capaces, tomen nota".

Nuestra comunidad es el objetivo histórico de ETA

Al frente de la manifestación, con una pancarta que recogía el lema de la marcha, figuraban el presidente del Gobierno foral, Miguel Sanz, y sus once consejeros, además del presidente del Parlamento de Navarra, Rafael Gurrea; Juan Cruz Alli, presidente de CDN, socio de UPN en el Ejecutivo, y la alcaldesa de Pamplona, Yolanda Barcina.

Precediendo a esta pancarta, de diez metros de ancho, un grupo de ciudadanos anónimos portaba horizontalmente una gran bandera de Navarra.

Tras ellos, y en un lugar destacado de la marcha, se situó la delegación del PP, que, además de por Rajoy, estuvo integrada por su secretario general, Angel Acebes; el portavoz en el Congreso, Eduardo Zaplana; el portavoz en el Senado, Pío García Escudero, y el portavoz en el Parlamento Europeo, Jaime Mayor Oreja.

También estuvieron las presidentas del PP de Madrid, Esperanza Aguirre, y del País Vasco, María San Gil, entre otros,

Los manifestantes, que exhibieron numerosas banderas de Navarra y de España, iniciaron en un ambiente festivo un recorrido que, tras culminar un circuito vallado de 1,8 kilómetros de longitud, finalizó en el Paseo de Sarasate, donde el presidente Sanz leyó un manifiesto en defensa del régimen foral navarro.

El discurso de Sanz

"Nuestra comunidad es el objetivo histórico de ETA, pero cuidado con el lenguaje político", dijo Sanz.

"Todas las víctimas son nuestro ejemplo y nuestra referencia. Para todos ellos nuestro agradecimeinto, para todos ellos, dignidad y justicia", añadió.

Queremos garantías de que Navarra será una línea infranqueable en el proceso de negociación

El presidente navarro declaró en su discurso que la realidad es que "algunos piensan que las recientes palabras de Zapatero pueden tranquilizarnos, pero nada más lejos de la realidad".

"Queremos oir claramente que los socialistas de Navarra no pactarán con nacionalistas que no respetan nuestra comunidad. Queremos garantías de que Navarra será una línea infranqueable en el proceso de negociación", dijo.

De la Vega: "Navarra no es negociable"

La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, acusó hoy al Partido Popular de haber convocado a los ciudadanos a manifestarse esta tarde en Pamplona "por una mentira", porque "Navarra no es negociable, no es moneda de cambio de nada, ni de nadie".

No es moneda de cambio de nada, ni de nadie

En el mitin de presentación de los candidatos del PSOE en Cantabria, Fernández de la Vega pidió al PP que "deje de utilizar Navarra para sus propios intereses, porque Navarra es de todos, Navarra no ha estado, ni está, ni estará en cuestión".

"Los fantasmas que agita el PP sólo habitan en su imaginación y en su deseo irrefrenable de volver al poder", añadió la vicepresidenta, tras subrayar que "Navarra es y será de quien quieren y de quien quieran los navarros. Ésta es la única verdad".

"¡Viva Navarra foral y española!", concluyó Sanz.

Críticas al PP

Por su parte, Otegi asegura que con esta manifestación "El PP intenta hacer descarrilar el proceso de paz ", mientras la misma María Teresa Fernández De la Vega aseguró ayer también que Rajoy se manifiesta "por un fantasma que no existe".

En este contexto, los candidatos autonómicos del PSN, encabezados por Fernando Puras, hacían público ayer un "compromiso con Navarra" como comunidad propia y diferencia e instaban al presidente Sanz a desconvocar la manifestación.