José María del Nido, entrando en prisión
José María del Nido, entrando en prisión. ATLAS

Llevaba casi dos meses en Sevilla 1. El abogado y expresidente del Sevilla Fútbol Club, José María Del Nido, condenado por el caso Minutas a siete años de cárcel, por el cobro fraudulento de servicios prestados al Ayuntamiento de Marbella (Málaga), ha sido trasladado desde la prisión de Sevilla I, ubicada en el municipio de Mairena del Alcor (Sevilla), al centro penitenciario de Huelva.

El cambio responde a que el abogado y expresidente del Sevilla vulnera el estricto régimen de visitas de la prisión, lo que se considera que está cometiendo un fraude de Ley.

El sevillista pasa mucho tiempo en el locutorio donde recibe con asiduidad la visita de su hijo y su mujerAl parecer, pasado mucho tiempo en el locutorio donde el sevillista recibe con asiduidad la visita de su hijo, José Mª del Nido Carrasco, en calidad de abogado y, la de su mujer que, licenciada en Derecho, usa esta condición para verlo.

Si sus letrados no fuesen sus familiares, Del Nido, como el resto de reclusos, solo tendría derecho a disfrutar de un vis a vis familiar y otro íntimo una vez al mes. Cada uno, de hora y media. Y, como los demás, pude realizar un total de 10 llamadas a la semana de 5 minutos de duración cada una.

Su rutina

Hasta ahora, Del Nido se ha adaptado bien y rápido a su nueva vida entre rejas en Sevilla I. No se queja, tampoco se aísla y mantiene buena relación con el resto de internos del módulo.

José Mª Del Nido se adapta bien a Sevilla 1, tiene televisión en la celda y practica atletismo

Está en el módulo de preventivos o de respeto, con otros 70 reclusos no conflictivos o con escasa actividad delictiva y a los que incluso asesora legalmente, según ha podido saber 20minutos.

El abogado se levanta a las 7.00 h. Media hora después toca recuento. De 8.00 a 8.30 h adecenta su celda. Desayuna y comienzan las actividades: deporte, consultas médicas y entrevistas con el equipo técnico, psicólogos y educadores.

José María Del Nido lee la prensa, libros y se mantiene en forma, según ha podido saber este periódico.

Los días alternos practica atletismo. Corre unas dos horas, al aire libre, alrededor de la pista que rodea al viejo campo de fútbol de la cárcel, hoy en deshuso. Los días que no sale, corre en el patio de su módulo.

«El campo de Sevilla 1 es amplio, como el de un pueblo pequeño. Hace 10 años, funcionarios y presos jugaban partidos, pero por los recortes ya no se utiliza», dicen fuentes sindicales.

Del Nido come a las 13.30 y, a las 14.00 h, limpia las zonas comunes. De 14.00 a 16.30 h permanece en su celda. Luego sale para realizar otras actividades. Cena de 19 a 19.30 h y a las 20.00 h  se recoge.

Cuando retransmiten un partido de fútbol en abierto, el sevillista los ve en su chabolo (como llaman los reclusos a las celdas) que comparte con otro interno.

Solicitó acceso a Internet, pero el centro se lo denegóAparte de la televisión, que se ha podido comprar, Del Nido solicitó acceso a Internet, pero el centro penitenciario se le denegó porque está prohibido. «Quería consultar la web de asesoría jurídica Aranzadi», dicen.

Delito de malversación

Del Nido está condenado como cooperador necesario por un delito de malversación de caudales públicos y por otro continuado de prevaricación, con la atenuante de no poseer carácter público.


 

Consulta aquí más noticias de Sevilla.