Comunidad Valenciana

El incendio de Torrent, en Valencia, queda estabilizado y los vecinos vuelven a sus casas

  • Las llamas se extinguieron por la mañana, pero volvieron a brotar.
  • El rebrote del fuego quedó "acotado y perimetrado"por la tarde.
  • Los daños materiales se reducen al exterior de las viviendas.
  • El fuego ha quemado unas 320 hectáreas y obligó a desalojar a 2.900 persona.
  • Los vecinos achacan el incendio a la suciedad del monte.
Un total de 13 medios aéreos y 14 brigadas participan en la extinción del incendio forestal declarado en Torrent.
Un total de 13 medios aéreos y 14 brigadas participan en la extinción del incendio forestal declarado en Torrent.
Juan Carlos Cárdenas / EFE

El incendio forestal declarado a mediodía del martes en el término municipal de Torrent y que ha calcinado 320 hectáreas, está estabilizado y sin llamas, lo que ha permitido que los cerca de 3.000 desalojados pudieran volver a sus viviendas y restablecer el suministro de gas y electricidad.

Tras una noche en la que trabajaron todos los efectivos terrestres para refrescar el perímetro y controlar un frente aún activo. A primera hora de la mañana, el incendio se encontraba estabilizado y sin llama y dada su buena evolución, han podido retirarse de forma escalonada los medios aéreos. Sin embargo, un rebrote en la sierra de Perenchiza, en el término municipal de Chiva, ha obligado a movilizar de nuevo cinco medios aéreos que definitivamente han abandonado las tareas de extinción pasadas las cinco de la tarde, cuando el incendio ha vuelto a estar estabilizado y sin llama.

Desde primera hora de la mañana del miércoles han trabajado en la zona siete medios aéreos, ocho brigadas y seis autobombas, además de bomberos, personal de la Unidad Militar de Emergencias, Guardia Civil y Policía de la Generalitat. A lo largo de la mañana se reabrió la carretera secundaria que estaba cortada, se han restablecido los suministros de gas natural y eléctricos tras los cortes de ayer y han regresado a sus viviendas y residencias las 2.900 personas desalojados de siete residencias y urbanizaciones de los municipios de Torrent y Chiva.

Según la Generalitat, de los desalojados, únicamente 28 personas, han pasado la noche en el polideportivo de El Vedat y 16 en el Instituto Valenciano de Seguridad Pública y Emergencias en Cheste, habilitados anoche como albergues y que han sido desmontados este mediodía.

"Esto era una bomba de relojería"

La Generalitat y los vecinos de las urbanizaciones afectadas han coincidido en apuntar que la zona era un polvorín por la falta de limpieza y la escasez de lluvias. Algunos vecinos de la urbanización de Sierra Perenchiza todavía se afanaban esta mañana en refrescar los alrededores de sus viviendas con cubos o mangueras y han lamentado que "el monte estaba muy sucio" y "esto se veía venir".

Según el matrimonio formado por José Villaroya y Encarna Navarro, que llevan más de 40 años viviendo en esta urbanización, "la maleza estaba muy seca, todo esto era una bomba de relojería". Sebastián Mateu, un albañil en paro que reside todo el año en esta urbanización también ha lamentado la suciedad del monte. "Ni siquiera los responsables del mantenimiento del tendido eléctrico retiraban la leña que cortaban. La maleza era tan alta que los niños no podían encontrar los balones, era una selva", ha apuntado.

Tras regresar a sus viviendas, han comprobado daños en la mayoría de los casos en exteriores donde han desaparecido muchos setos divisorios de parcelas, y se han quemado algunas cubiertas de casas, persianas, paelleros, techados de aparcamientos o lonas de piscina, así como algún vehículo.

El conseller de Gobernación y Justicia, Serafín Castellano, ha reconocido que el incendio se ha registrado en condiciones de extrema sequía y viento de poniente, por lo que la zona era "un polvorín" y ha recordado que en algunas comarcas no llueve desde agosto y en otras solo ha llovido el 15 % de la media de otros años. Según Castellano, la principal línea de investigación de la causa que pudo originar el incendio es un rayo latente.

Fuentes de la Agencia Estatal de Meteorología han informado de que en el aeropuerto de Manises, a unos diez kilómetros de donde se ha declarado el incendio, existe un déficit de precipitación acumulada desde el 1 de octubre pasado del 75%. Además, han señalado que la precipitación acumulada hasta el 21 de abril es un 63% inferior al valor climatológico normal y ha sido inferior a 100 litros por metro cuadrado en el 41% de la Comunitat Valenciana, lo que refleja la escasez de lluvias del territorio.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento