El padre del joven que perdió un testículo en las cargas de Madrid corre 250 km como protesta

  • Con el lema 'Por el amor, la vida y la libertad', ha corrido durante cinco días la distancia que hay entre Villalar de los Comuneros (Valladolid) y Madrid.
  • Gabriel Ruiz García pretende con esta acción "hacer reflexionar a la gente sobre lo inútil que es la violencia". 
  • Este lunes llegó a Madrid y entregó su manifiesto en Zarzuela, en Moncloa, en el Senado y en el Congreso, "satisfecho" por haber logrado su objetivo.
La Policía se enfrentó a manifestantes que lanzaron palos, piedras y otros objetos.
La Policía se enfrentó a manifestantes que lanzaron palos, piedras y otros objetos.
JORGE PARÍS

El padre de un joven palentino, que perdió un testículo tras recibir un pelotazo de goma en la carga policial de las Marchas de la Dignidad del 22-M en Madrid, ha corrido durante cinco días la distancia que hay entre Villalar de los Comuneros (Valladolid) y Madrid, casi 250 kilómetros, como forma de protesta contra la violencia.

Con el lema 'Por el amor, la vida y la libertad' y una media de 50 kilómetros diarios, Gabriel Ruiz García salió el pasado jueves de Villalar de los Comuneros, donde plantó un romero al pie del monumento a los Comuneros, e inició una carrera protesta para "hacer reflexionar a la gente sobre lo inútil que es la violencia", ha manifestado.

Durante cinco días y casi 250 kilómetros, Ruiz ha entregado un manifiesto, una camiseta con el lema por la vida y la libertad y unas pastas en los ayuntamientos de las localidades por las que ha ido pasando, como Tordesillas, Olmedo, Nava de la Asunción, Segovia o Navacerrada.

Este lunes llegó a Madrid y entregó su manifiesto en el palacio de la Zarzuela, en Moncloa, en el Senado y en el Congreso, "satisfecho" por haber logrado su objetivo.

"Hemos sembrado una pequeña semilla en defensa de la vida, la libertad y la armonía, porque los antidisturbios generan disturbios y la violencia genera violencia", ha manifestado.

De esta forma este médico y abogado de profesión ha querido "hacer una llamada a un cambio de conciencia, porque la vida y la libertad son valores fundamentales que hay que defender, y la violencia no es la solución", ha insistido.

Gabriel Ruiz es el padre de un joven de 23 años que perdió un testículo a consecuencia del golpe recibido con una pelota de goma durante los disturbios que se produjeron en Madrid el pasado marzo al finalizar las Marchas por la Dignidad.

Violencia entre manifestantes y policías

La violencia con la que algunos manifestantes y policías actuaron ese día y las lesiones sufridas por su hijo, fueron la razón que movió a este militante y exconcejal del Partido Popular a iniciar una carrera protesta.

Ruiz ha asegurado que la respuesta "incontrolada" de los antidisturbios "provocó una violencia tremenda" entre algunos manifestantes y policías, "reventando una manifestación pacífica de personas que se rebelaban contra la opresión del poder y reivindicaban libertad".

Ha subrayado en este sentido que "la vida y la libertad son los dos dones más importantes del ser humano" y que "los dirigentes de las instituciones tienen la función de hacer el bien y no hacer daño".

No es la primera vez que Gabriel Ruiz corre para reivindicar algo, como ya hizo en 1997 entre Aguilar de Campoo (Palencia) y Ermua cuando la banda terrorista ETA mató a Miguel Ángel Blanco, o más recientemente contra la pretendida instalación de un cementerio nuclear en la provincia de Palencia.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento