Estados Unidos y Polonia anunciarán la semana próxima el despliegue de fuerzas terrestres estadounidenses en territorio polaco como parte de una expansión de la presencia de la OTAN en Europa Central y Oriental, en respuesta a los acontecimientos en Ucrania, adelantó este sábado The Washington Post. El ministro de Defensa de Polonia, Tomasz Siemoniak, confirmó la información al diario en una visita a su redacción tras reunirse con el secretario de Defensa, Chuck Hagel, este jueves.

Polonia jugará un papel líder en la región, bajo el patrocinio de EEUU Tras la publicación del diario, el Pentágono no quiso confirmar aún ningún anuncio. "Como el secretario Hagel ha dejado claro, seguimos buscando formas de tranquilizar a los aliados de la OTAN de nuestro firme compromiso con la defensa colectiva, en virtud del Artículo 5 (del tratado)", dijo al respecto el portavoz del Departamento de Defensa, John Kirby.

"Para ello, estamos considerando una serie de medidas adicionales que para reforzar la preparación aérea, marítima y terrestre en Europa. Algunas de esas actividades serán de forma bilateral con países individuales de la OTAN. Algunos serán desarrollados a lo largo de la propia Alianza", agregó Kirby. Sin embargo, el portavoz insistió en que el Pentágono "no tiene nada específico que anunciar en este momento".

Siemoniak aseguró al Post que la decisión se ha tomado en el plano político, y que los planificadores militares están trabajando en los detalles, que contemplarán una cooperación más intensa en la defensa aérea, fuerzas especiales, ciberdefensa y otras áreas. "Polonia jugará un papel líder en la región, bajo el patrocinio de EE UU", dijo.

Pero el ministro de Defensa también aseguró que cualquier respuesta inmediata de la OTAN a la agresión rusa en Ucrania, si bien es importante, importa menos que un cambio a largo plazo en las posturas de defensa de Europa y Estados Unidos. Según consideró el polaco, Washington tiene que "revirar" su postura de nuevo hacia Europa, después de haber anunciado un "giro" a Asia.

Tropas rusas en la frontera

En paralelo, el Kremlin ha reconocido la presencia de tropas rusas en la frontera con Ucrania, aunque negó que influyan en los sucesos en el este de Ucrania, donde milicias prorrusas se han sublevado contra el Gobierno de Kiev. "Afirmar que estas tropas (rusas) tienen alguna relación o ejercen alguna influencia en los sucesos en el este de Ucrania es absolutamente incorrecto", aseguró anoche Dmitri Peskov, portavoz del Kremlin, en una entrevista con el Primer Canal de la televisión rusa.

Peskov subrayó que "hay tropas en las regiones fronterizas con Ucrania, algunas de ellas desplegadas de manera permanente y otras son refuerzos a la vista de lo que ocurre en la misma Ucrania".

El portavoz del presidente ruso, Vladimir Putin, dijo que en Ucrania tuvo lugar un golpe de Estado, motivo por el que cualquier país habría tomado "medidas especiales de prevención para garantizar su seguridad". Y recordó que Rusia, al que Occidente acusa de instigar la sublevación en el este de Ucrania, como país soberano, puede desplegar tropas sin limitación alguna en cualquier punto de su territorio.

Acuerdos de Ginebra

A su vez, calificó de "positivo" el diálogo a cuatro bandas en Ginebra (Ucrania, Rusia, EE UU y la Unión Europea) y de "difícil examen" la aplicación de los acuerdos alcanzados el jueves para estabilizar la situación en el sureste de Ucrania.

El Gobierno ucraniano asegura que ha comenzado a aplicar el acuerdo de Ginebra y se ha manifestado dispuesto a aumentar las competencias de las regiones y a reconocer el estatus oficial de la lengua rusa, como demandan los prorrusos.

Mientras, las milicias prorrusas se niegan por el momento a deponer las armas y desalojar los edificios oficiales en la región de Donetsk, y ponen como condición que los ultranacionalistas de Kiev también sean desarmados y que el Maidán sea desmantelado.

Esta semana Putin advirtió a Ucrania con el envío de tropas al este del país si no respeta los derechos de los rusos y rusohablantes. "Recuerdo que el Senado ruso otorgó al presidente el derecho a usar las Fuerzas Armadas en Ucrania. Confío mucho en no tener que ejercer este derecho", aseguró Putin en respuesta a una pregunta durante su tradicional 'Línea Directa' con la ciudadanía.