Tala arboles
Colina desnuda de vegetación con un pueblo de agricultores de arroz y opio al fondo en Myanmar (Birmania), en la región autónoma de Wa, en el Triángulo Dorado cercada a la frontera con China, en abril de 2004. Archivo
Estados Unidos y casi toda Europa han conseguido poner freno a años de deforestación y están mostrando un crecimiento neto positivo de la superficie de arbolado, según asegura la FAO en su informe bianual sobre el estado de los bosques en el mundo.

Por el contrario, la deforestación avanzada a marchas forzadas en la mayor parte de los países en desarrollo, se dice en el mismo informe.

Los datos de Europa y EEUU coinciden con lo señalado hace pocos meses por Proceedings of the American Academy of Science, que ya apuntaba a un posible aumento de la masa forestal mundial.

En los países en desarrollo se observa sin embargo, según la FAO, un aumento preocupante de la tala incontrolada y de los incendios.

Latinoamérica, África y el Caribe son las regiones que más árboles pierden cada año

"La deforestación continua a un ritmo inaceptable” de cerca de 13 millones de hectáreas por año, afirma Wulf Killmann, uno de los expertos forestales de la FAO citados por Physorg.com.

Como hecho positivo, sin embargo, se indica que deforestación neta va disminuyendo, y que se ha pasado de 8,9 millones a 6,87 millones de hectáreas de superficie de arbolado menos cada año.

Estados Unidos experimentó un crecimiento anual de 0,12 % en los años noventa y del 0,05 % en el periodo 2000-2005.

En este último periodo, México, el país vecino, perdió un 0,4 % de su superficie de arbolado.

España, felicitada

En Europa, asegura el informe, el incremento neto se debe a los esfuerzos de España e Italia, y en menor medida a los de Bulgaria, Francia, Grecia y Portugal.

Las regiones que más metros cúbicos de madera pierden cada año son África, Latinoamérica y el Caribe.

África, que representa el 16 % del arbolado total, perdió más del 9 % de sus árboles entre 1990 y 2005, según la FAO.

En Latinoamérica y el Caribe, donde se encuentran la mitad de todos los árboles del mundo, se ha producido una tasa de deforestación del 0,5 % anual en el período 2000-2005, ligeramente superior al 0,46 % sufrida en los años noventa.

Asia, y más concretamente Asia Oriental, es otra de las zonas del mundo donde aumentó el número de árboles entre 2000 y 2005.

El mundo perdió un 3 % de su superficie arbolada entre 1995 y 2000

Las inversiones chinas en plantaciones de árboles parecen haber compensado la tala incontrolada que se produce en otras regiones asiáticas.

Las principales causas de deforestación citadas en el estudio son la conversión de tierras para fines agrícolas y ganaderos.

Los bosques cubren 4.030 millones de hectáreas en todo el mundo, cerca de un 30 % de la superficie de tierra total.

El mundo perdió un 3 % de su superficie arbolada entre 1995 y 2000, según el informe de la FAO.