La orden de San Juan de Dios prohíbe a su personal desconectar el respirador de Inmaculada

  • El hospital en el que está internada pertenece a esta congregación.
  • Los encargados de 'desconectarla' serían personal de otro establecimiento.
  • Podría ser el viernes.
Inmaculada Echevarría. (Torres)
Inmaculada Echevarría. (Torres)
Torres

Las autoridades competentes ya dictaminaron que a Inmaculada Echeverría se le puede desconectar el respirador artificial que la mantiene con vida postrada en una cama, pero la Curia General de la Orden de San Juan de Dios, en Roma, prohibió a su personal llevar a cabo la retirada.

La orden "prohibió taxativamente" que religiosos o facultativos dependientes del Hospital de San Rafael lleven a cargo la operación, pues "sería una traición al espíritu de la Orden", según citas recogidas por el diario ABC.

Inmaculada lleva diez años con una distrofia muscular progresiva que le impide hacer la vida plena que ella desearía, y vive ingresada en el Hospital de San Rafael de Granada.

El próximo viernes le podría ser retirado el respirador, aunque no lo hará personal de dicho hospital, sino dependientes del hospital San Cecilio, quienes tienen la competencia de utilización del aparato.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento