Ecoturismo en Semana Santa: un buen momento para disfrutar del lobo ibérico, los buitres o el lince

  • El Parque nacional y natural de Doñana acoge a 200.000 aves.
  • El lobo ibérico puede avistarse en total libertad en Sierra de la Culebra.
  • En Segovia avita la mayor colonia de buitres leonados de Europa.
  • El lince ibérico, protegido desde 1966, puede verse en Sierra de Andújar.
Los buitres leonados surcando el cielo en las Hoces del río Duratón.
Los buitres leonados surcando el cielo en las Hoces del río Duratón.
Rumbo

La Semana Santa es uno de los momentos del año para disfrutar del ecoturismo avistando fauna. Las temperaturas suaves, el agua en las marismas y el mayor número de horas de luz facilitan esta práctica y propician una mayor actividad en los animales.

El Parque nacional y natural de Doñana es sin duda una de las joyas naturales de la Península Ibérica. Famoso por la riqueza ecológica de sus marismas, llega a acoger cada año unas 200.000 aves de más de 300 especies diferentes. Punto de encuentro migratorio entre el continente africano y el europeo, se considera la mayor reserva ecológica de Europa y fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1994.

El lobo ibérico estuvo a punto de desaparecer. Afortunadamente reservas naturales como la de Sierra de La Culebra, en Zamora, han hecho posible son paulatina recuperación, albergando en sus más de 65.000 hectáreas la mayor población del lobo ibérico.

Ya es posible avistarles en total libertad durante las excursiones guiadas, mientras se aprende a seguir su rastro entre preciosos pinares, conociendo a este bello animal y observar sus complejos comportamientos sociales en un paraje único. Durante estas excursiones se puede también avistar ciervos, corzos, jabalíes, zorros, nutrias y una gran variedad de rapaces como el águila real, águila culebrera o el elanio azul.

En el Parque Natural de las Hoces del río Duratón en Sepúlveda (Segovia) hay un cañón formado por la erosión del río, rodeado del color esmeralda de la vegetación de sus riberas. En las paredes del risco habita la mayor colonia de Europa de buitres leonados, censada en torno a 570 parejas.

El leonado es una de las pocas especies de buitres que pueden verse en el viejo continente. A lo largo de esta accesible ruta circular de unos cinco kilómetros, que se tarda en recorrer en torno a una hora y media, se pueden divisar a poca altura a estas magníficas aves, que pueden alcanzar los 10 kilos de peso y una envergadura de 2,5 metros.

El lince ibérico es otro emblema de la fauna autóctona. La reducción de su hábitat y los furtivos casi los borraron de la faz de la tierra. Al borde extremo de la extinción y protegidodesde 1966, se hacen grandes esfuerzos por recuperar a este bellísimo e icónico felino.

Uno de los más importantes proyectos de conservación es el de la Sierra de Andújar, en la provincia de Jaén, donde se encuentra el mayor núcleo de población de este animal. En excursiones guiadas, con paciencia y sigilo, es posible avistar al rey del bosque mediterráneo así como al resto de su fauna típica.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento