Jorge Fernández Díaz
El ministro de Interior en el cuartel de la Guardia Civil de La Salve en Bilbao. EFE

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha asegurado este martes que la destitución del teniente coronel Antonio Tejero Díez, hijo del golpista Antonio Tejero, se hubiera producido igualmente con independencia de que se celebrara o no el 23F en un almuerzo que organizó en un acuartelamiento.

Tras condecorar a un agente de Policía que salvó a un joven en el Metro de Madrid, Fernández Díaz no ha querido entrar a calificar el sentido del almuerzo que el 18 de febrero celebró el hijo de Tejero con su padre y otros guardias civiles retirados en las instalaciones de la unidad del Grupo de Reserva y Seguridad (GRS) que él dirigía.

Este lunes, el ministro aseguró que cuando se encontraba visitando el cuartel de la Guardia Civil de La Salve en Bilbao tuvo conocimiento de ese almuerzo al igual que la dirección general del instituto armado, por lo que inmediatamente dio la orden de su destitución de un destino que, tal y como ha dicho, se le concedió por una resolución del 23 de febrero de 2010, lo que no deja de ser una "coincidencia".

La comida se había producido sin autorización y con exhibición de los medios de la unidadCoincidencia a la que no ha querido dar ninguna intencionalidad política porque "las cosas pasan así", como tampoco ha querido darla a la posibilidad de que el almuerzo sirviera para conmemorar el 33 aniversario del golpe de Estado.

Según ha relatado el titular de Interior, la comida se había producido sin autorización y con exhibición de los medios de la unidad.

Aunque ha reconocido que si el almuerzo tenía la "connotación" de celebrar el golpe de estado del 23F hubiera sido una cuestión delicada, Fernández Díaz ha reiterado que el motivo del relevo ha sido el de celebrar el encuentro sin autorización de sus superiores.

"Al margen de cualquier otra consideración se hubiera procedido de igual forma", ha apostillado el ministro, quien de momento no se plantea ninguna otra medida más contra el hijo de Tejero.

Tejero Díez ha admitido que invitó a esa comida a su padre y a otros guardias civiles retirados y de edad avanzada porque lo habían pasado mal durante el juicio por el golpe de estado, según han subrayado fuentes del departamento.

Además del padre del cesado, acudieron el excapitán de la Guardia Civil Jesús Muñecas Aguilar y otros coroneles y generales del instituto armado.

Reacciones

La portavoz del PSOE en el Congreso, Soraya Rodríguez, ha calificado de "incomprensible" que el ministro del Interior no haya destituido inmediatamente al director general de la Guardia Civil después de haberse enterado un mes después y por la prensa del "acto golpista" organizado por el hijo de Antonio Tejero.

En declaraciones en el Congreso, Rodríguez se ha preguntado cómo es posible que el titular de Interior, Jorge Fernández Díaz, se entere por lo publicado en un periódico de que el teniente coronel Antonio Tejero celebró en un cuartel el aniversario del 23F con su padre.

Es incomprensible que se celebre un acto golpista y el ministro se entere un mes despuésSegún la portavoz socialista, "si es verdad", como ha dicho el ministro que conoció lo sucedido por la prensa e inmediatamente destituyó al hijo de Tejero, también "tiene que destituir inmediatamente" al director general de la Guardia Civil, Arsenio Fernández de Mesa, cuya dimisión ya pidió el PSOE tras la muerte de 15 inmigrantes en Ceuta.

A juicio de la portavoz socialista, es "incomprensible" que se celebre "un acto golpista" en un cuartel y el ministro se entere un mes después y "no se entiende que la dimisión no sea automática", tanto la del teniente coronel responsable como la del director general de la Guardia Civil.

Por su parte, el portavoz de la Izquierda Plural, José Luis Centella, cree que además de la destitución del teniente coronel Antonio Tejero, hijo del guardia civil golpista, la fiscalía debería investigar si se ha producido un delito de "ensalzamiento del terrorismo" con la comida que celebró para conmemorar el 23F.

"En esta casa se produjo un golpe de estado, y no vale con la destitución, hay que ir a ver qué puede haber en materia penal", ha asegurado Centella en rueda de prensa tras la Junta de Portavoces del Congreso.