Merkel descarta una intervención militar en Crimea, pero advierte a Rusia sobre nuevas sanciones

  • "Una cosa es clara: la intervención militar no es una opción", ha dicho la canciller alemana en una intervención ante el parlamento alemán.
  • A su juicio, la solución pasa por la creación de un grupo de contacto internacional en el que sea posible un diálogo directo entre Moscú y Kiev.
  • Sobre las sanciones, asegura que "nadie quiere llegar a tales medidas", pero que están "listos y decididos a aplicarlas si es necesario".
La canciller alemana, Angela Merkel, en un acto.
La canciller alemana, Angela Merkel, en un acto.
EFE

La canciller alemana, Angela Merkel, ha descartado de plano la opción militar para hacer frente a la crisis de Crimea, pero advirtió a Moscú de que, si no hay cambios en su actitud, el próximo lunes los ministros de Exteriores de la Unión Europea (UE) aprobarán nuevas sanciones.

"Una cosa es clara: la intervención militar no es una opción", dijo Merkel en una declaración de gobierno ante el Bundestag (parlamento alemán), donde mantuvo su apuesta por una triple vía de "diálogo, ayudas y sanciones". "Para resolver la crisis necesitaremos un largo aliento, pero tenemos que enfrentarla con entereza porque se trata de la defensa de la integridad de un país europeo", sostuvo la canciller.

Merkel aseguró que los planes de realizar un referéndum en Crimea este domingo suponen una clara violación de la constitución ucraniana, que prohíbe expresamente las consultas secesionistas.

A su juicio, la solución pasa por la creación de un grupo de contacto internacional en el que sea posible un diálogo directo entre Moscú y Kiev y en el que "todos los temas" estén sobre la mesa, también el derecho a la autonomía de Crimea y la protección de las diferentes lenguas, aunque no la independencia de esa región.

Rechaza la comparación con Kosovo

Merkel dejó claro que si Rusia mantiene sus posiciones ante la crisis de Crimea los ministros de Exteriores de la UE que se reunirán el lunes aprobarán la segunda ronda de sanciones, en la que se incluye la congelación de cuentas, y aseguró que todos los socios comunitarios están decididos a dar nuevos pasos.

"Nadie quiere llegar a tales medidas, pero estamos listos y decididos a aplicarlas si es necesario", insistió la canciller, convencida de que, si Rusia continúa con su actitud, será "una catástrofe" que dañara no sólo a Ucrania, a los países vecinos y a la relación de Moscú con la UE.

"Dañará y gravemente a Rusia, tanto desde el punto político como económico", advirtió para instar al presidente ruso, Vladimir Putin, a abordar esta crisis con "principios y métodos" del siglo XXI y no del siglo XIX. La canciller rechazó la comparación de la crisis de Crimea con lo ocurrido en Kosovo, donde la OTAN efectuó una intervención militar sin mandado de la ONU que a la postre terminó llevando a la independencia de esa antigua provincia serbia.

"La intervención en Kosovo se dio después de la que la comunidad internacional observara impotente operaciones de limpieza étnica y de que Rusia bloqueara de forma permanente toda resolución del Consejo de Seguridad de la ONU", dijo Merkel.

Abren las comisiones electorales

Las comisiones electorales empezaron este jueves a funcionar en la península de Crimea de cara al referéndum sobre la incorporación de esa autonomía ucraniana a Rusia convocado para el próximo domingo.

A tres días del referéndum, los crimeos podrán comprobar si están incluidos en las listas de votantes, confeccionadas en base a las del año 2012, cuando se celebraron comicios parlamentarios, informó la agencia oficial rusa RIA-Nóvosti.

Las listas anteriores se utilizan debido a que el Ministerio de Justicia de Ucrania ha bloqueado el acceso al banco de datos de los residentes de la península para impedir la celebración de la consulta declarada ilegal por el Gobierno central del país. Más de 1,5 millones de papeletas han sido imprimidas para el referéndum, mientras 1.204 colegios están preparados para acoger a los que quieren participar en el referéndum.

Según los sondeos, alrededor del 80% de los que tienen derecho a voto acudirán a las urnas para determinar el futuro de la república. Los crimeos han sido convocados para contestar a dos preguntas: "¿Está usted a favor de la reunificación de Crimea con Rusia como sujeto de la Federación Rusa?" y "¿Está usted a favor de que se vuelva a poner en vigor la Constitución de Crimea de 1992 y del estatus de Crimea como parte de Ucrania?".

En Crimea, península bañada por el mar Negro, vive casi un 60% de rusos, a lo que se suma un 25% de ucranianos, además de una minoría tártara, un 12%.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento