La tasa interanual de inflación se situó en febrero pasado en el 0%  interanual, dos décimas por debajo de la registrada en enero, según ha publicado este miércoles el Instituto Nacional de Estadística (INE). Es el su nivel más bajo en un mes de febrero desde que comenzó a elaborarse la serie en 1961.

Ya son seis los meses en los que el IPC interanual se mueve en tasas muy bajasEl dato publicado contrasta con el avanzado hace unos días cuando señaló que la inflación interanual había caído el 0,1%. Con el dato del segundo mes del año, ya son seis los meses en los que el IPC interanual se mueve en tasas muy bajas.

El recorte de la tasa interanual de inflación en dos décimas se ha debido al descenso de precios de los carburantes y lubricantes y de los medicamentos, frente a la subida que experimentaron un año antes. En cuanto a la inflación subyacente —que excluye la variación de los precios de los alimentos frescos y la energía— disminuyó el 0,1 %.

Por su parte, el Índice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA) se situó en febrero en el 0,1%, dos décimas por debajo de la tasa anual registrada en enero.

El Banco de España espera que acabe el año entre el 0,4 y el 0,5%

El gobernador del Banco de España, Luis María Linde, ha advertido de que una inflación tan baja como la actual tiene aspectos positivos en la moderación de salarios, pero también es una dificultad para el desendeudamiento y la recuperación, y ha esperado que el año acabe en el 0,4 ó 0,5%.

Es una dificultad para nuestra recuperaciónEn un coloquio en el Casino de Madrid, Linde ha afirmado que "esto tiene aspectos buenos y malos", ya que es positiva en unos salarios nominales estancados que contribuyen a la recuperación, pero hace más difícil el desendeudameniento, y empeora el problema del ratio deuda pública-PIB.

Además ha recordado que el objetivo de inflación para la zona del euro estipulado por el BCE es del 2%, una tasa de la que "estamos un poco alejados", ha recalcado. "Esto es una dificultad que se añade a nuestra recuperación y la marcha de nuestra recuperación", ha dicho el gobernador, antes de añadir que en España se espera acabar el ejercicio en entorno del 0,4-0,5 %, una previsión que en todo caso es "muy difícil" de hacer, ha admitido.