Fèlix Millet se rompe el fémur y el juicio por el caso del hotel de lujo del Palau se aplaza 13 días

Félix Millet (i) y Jordi Montull (c), en el banquillo de los acusados junto a Carles Díaz, el arquitecto que diseñó el hotel de lujo que finalmente no se construyó junto al Palau de la Música.
Félix Millet (i) y Jordi Montull (c), en el banquillo de los acusados junto a Carles Díaz, el arquitecto que diseñó el hotel de lujo que finalmente no se construyó junto al Palau de la Música.
TONI GARRIGA / EFE

El autor confeso del saqueo del Palau de la Música, Fèlix Millet, se ha roto el fémur y no podrá acudir al juicio que desde el lunes se celebra en la Audiencia de Barcelona por las irregularidades en la construcción de un hotel de lujo junto a la institución y que no se llegó a edificar, aunque ello no impidió que él y su mano derecha, Jordi Montull, se embolsaran una comisión de 900.000 euros. La vista ha sido aplazada hasta el 10 de marzo.

La magistrada que preside el tribunal que juzga la causa ha ordenado a un médico forense que le visite para determinar el alcance de la fractura y valorar el número de días que no podrá acudir al juicio. Millet, de 78 años, debe ser intervenido de urgencia en el Hospital de Granollers de la pierna izquierda para reparar la fractura, que ha sufrido en su casa de la Ametlla del Vallès (Barcelona) al levantarse de la cama para ir al cuarto de baño y tropezarse con una alfombra.

Para demostrar que el accidente de Millet es sobrevenido y no una maniobra para forzar la suspensión del juicio, la defensa del principal acusado ha ofrecido en privado a la sala la posibilidad de que una comitiva judicial se desplace al hospital donde está ingresado para que ratifique su declaración en fase de instrucción, lo que permitiría continuar el juicio, según han informado fuentes judiciales.

Una eventual suspensión del juicio a Millet podría posponer la vista por el caso del hotel del Palau, instruido en 2009, como mínimo unos meses, dado que la sala tiene la agenda del año llena y algunos de los abogados de la causa —entre los que figuran algunos de los más prestigiosos de Barcelona— tienen numerosas citas judiciales señaladas por otros asuntos de gran relevancia.

Pendientes de su evolución

La vista ha sido suspendida hasta las once de la mañana y cuando se reanude la magistrada seguramente anunciará que se suspende durante unos días para escuchar a los dos principales acusados el mismo día, que se enfrentan a diez años y dos meses de cárcel, para que ninguno tenga ventaja sobre el otro. Además, la ley establece que todos los acusados deben estar en la sala —de no ser así, los ausentes podrían alegar indefensión— aunque el abogado de Millet ha pedido que se interrogue al resto de procesados.

Finalmente y tras hablar por teléfono con el médico forense, el tribunal ha acordado aplazar el juicio hasta el próximo 10 de marzo para poder interrogar a Fèlix Millet cuando se haya recuperado de su intervención quirúrgica, a la que será sometido este miércoles. Según ha explicado el forense a la sala, el saqueador del Palau permanecerá ingresado en el hospital hasta el domingo y después necesitará unos días para recuperarse.

Una vez aplazado el juicio, Montull se ha desplazado al hospital de Granollers para visitar a su amigo, a quien ha visto "muy mal" de ánimos y duda que el 10 de marzo esté listo para declarar. Sobre esta cuestión, ha vaticinado que deberá acudir en ambulancia a la Audiencia de Barcelona y desplazarse en silla de ruedas para llegar a la sala polivalente en la que se celebra la vista. Los abogados de Millet han avisado que si su cliente no está en condiciones de aguantar ntull, la defensa del principal acusado ya ha anunciado que, si considera que no está en condiciones de declarar, presentará un certificado médico para que se le exima de comparecer en el juicio.

Pidieron la nulidad de la vista

El lunes se debatieron las cuestiones previas, que se convirtieron en un largo debate técnico que Millet aprovechó para dar una breve cabezada. Sus abogados y los de Montull pidieron la nulidad del juicio alegando que dichas irregularidades deben incluirse en la causa del expolio. El tribunal desestimó la petición y avaló la instrucción del caso.

Junto a Millet y Montull, en el banquillo de los acusados se sientan el exteniente de alcalde de Urbanismo del Ayuntamiento de Barcelona Ramon García Bragado, el entonces gerente de esta área Ramon Massagué, el exdirector jurídico Enric Lambies y el arquitecto Carles Díaz, quienes se exponen a una petición fiscal de cuatro años y siete meses de cárcel.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento