La delegada territorial de Educación, Cultura y Deporte, Patricia Alba, ha lamentado que "hayan sido los injustificados prejuicios ideológicos del centro docente los que hayan motivado" la decisión de la familia del menor transexual que se siente niña de cambiar de colegio y no seguir en el San Patricio de Málaga, de la Fundación Diocesana Santa María de la Victoria, que depende del Obispado.

Así, ante este cambio de colegio, ha indicado, a través de un comunicado remitido a Europa Press, que "la Administración educativa respeta la decisión de la familia de, en uso de su derecho, proceder a un traslado de centro educativo".

Asimismo, ha recordado que "en todo caso, la Delegación ha apoyado desde el primer momento a la familia de la menor en sus pretensiones de que fuera atendida en el centro según el género con el que se siente identificada".

Cabe recordar que el pasado mes de diciembre, el consejero de Educación, Luciano Alonso, anunció el inicio de un expediente para quitar el concierto al San Patricio, tras lo que se abrió una investigación para determinar el incumplimiento o no de alguno de los términos del convenio.

Este procedimiento administrativo, que sigue adelante, conlleva tres fases: dar audiencia al centro, la emisión de un informe por parte de la Junta, y, finalmente, la apertura de un periodo de alegaciones.

Asimismo, la Junta ha instado en varias ocasiones al centro educativo a cumplir las instrucciones dadas para adecuar el trato al menor transexual y se ha reiterado las recomendaciones, realizadas tras la petición de padres de menores transexuales de tres centros de Málaga. Los otros dos colegios sí atendieron la petición de los padres.

Consulta aquí más noticias de Málaga.