Prohibir fumar en el coche con menores: ¿medida saludable o intromisión en la privacidad?

  • La Cámara de los Comunes británica ha aprobado este lunes la prohibición de fumar en los vehículos que transporten a menores de 18 años.
  • La medida sólo afectará a Inglaterra, aunque los gobiernos autónomos de Gales, Escocia e Irlanda del Norte están considerando medidas similares.
  • Organizaciones médicas y antitabaco celebran la medida: "La libertad de cada uno termina donde empieza la de otra persona".
  • Javier Blanco, de Fumadores por la Tolerancia: "Lo que deberían hacer los gobiernos son campañas de concienciación y que la decisión fuera de los padres".
  • El ejemplo británico no parece que vaya a calar de momento en España, donde no hay prevista ninguna modificación de la normativa.
Una mujer fumando en el coche.
Una mujer fumando en el coche.
GTRES

El dos de enero de 2011 entró en vigor en España la actual ley antitabaco. La norma, que prohíbe fumar en todos los espacios públicos cerrados, colocó a nuestro país entre los estados de la Unión Europea más restrictivos con el consumo de tabaco junto a Irlanda, Reino Unido y Chipre.

Tres años después, el Reino Unido ha decidido subir un escalón más. La Cámara de los Comunes británica ha aprobado este lunes, por 376 votos frente a 107, la prohibición de fumar en los vehículos que transporten a menores de 18 años. La propuesta, por ahora, sólo afectará a Inglaterra.

Esta medida, promovida por la oposición laborista y criticada por muchos diputados, sobre todo conservadores, por su intromisión excesiva en la vida privada del ciudadano, otorga al Ministerio de Sanidad los poderes necesarios para que pueda aprobar regulaciones que conviertan en delito que el conductor de un coche no impida fumar dentro de su vehículo cuando está presente un niño.

Cientos de expertos sanitarios certifican en una carta publicada en el British Medical Journal que el humo del tabaco es el responsable de que en el Reino Unido se atiendan al año a 300.000 niños en atención primaria y de que 9.500 sean ingresados.

El ejemplo británico no parece que vaya a calar de momento en España, donde no hay prevista ninguna modificación de la normativa. Sí hubo un intento en 2010 por parte del Ejecutivo vasco, que incluyó esta prohibición en un proyecto de ley, aunque finalmente no figuró en el texto final. 

Algunas organizaciones médicas ya han solicitado al Gobierno de Mariano Rajoy que aplique una medida idéntica con el fin de "mantener una buena salud entre los más pequeños" y además "reducir el consumo de tabaco entre la población".

El presidente de la Organización Médica Colegial (OMC), Juan José Rodríguez Sendín, considera que es "abrumadora la evidencia científica" sobre el daño que les hace el humo del tabaco en su proceso de maduración.

El Comité Nacional de Prevención del Tabaquismo (CNPT), que agrupa a decenas de asociaciones antitabaco, también reclama que la propuesta anglosajona tenga cabida en nuestro ordenamiento jurídico.

"Significaría otro avance, un nuevo paso más en la lucha contra el tabaco", sentencia el vicepresidente de la CNPT, Francisco Camarelles, que hace hincapié en que esta medida de "concienciación social" redunda en lo negativo que es el tabaco.

Otitis, asma y muerte súbita

"La exposición ambiental al tabaco es particularmente peligrosa en niños", prosigue Camarelles, que explica está relacionado con episodios de otitis, asma, infecciones respiratorias e incluso muérte súbita. "Es muy nocivo para el desarrollo de sus pulmones", añade.

Camarelles recuerda que la mayoría de los padres saben que no es sano fumar delante de menores y eso es, precisamente, uno de los motivos por los que intentan dejar de fumar. El vicepresidente de la CNPT no cree que esta decisión suponga una injerencia excesiva del Estado en la vida privada de los ciudadanos: "La libertad de cada uno termina donde empieza la de otra persona".

Este último argumento es calificado de "muy infantil" por Javier Blanco Urgoiti, portavoz de Fumadores por la Tolerancia. "La realidad es que los derechos y las libertades se solapan continuamente. Lo que debe primar es la tolerancia y el respeto", asegura.

"Está claro que el tabaco es malo para la salud y yo, personalmente, no fumo delante de mis hijos. Pero es mi decisión. Lo que deberían hacer los gobiernos son campañas de concienciación y que la decisión fuera de los padres", añade Blanco Urgoiti, que recuerda que el Gobierno ingresa "11.000 millones de euros al año por impuestos" del tabaco.

Gales, Escocia e Irlanda del Norte podrían ser las siguientes

La medida que ha aprobado la Cámara de los Comunes es una enmienda a la Ley de Niños y Familias que, en principio, sólo afectará a Inglaterra.

Las otras regiones británicas tienen autonomía para tomar sus decisiones en esta materia, si bien los gobiernos autónomos de Gales, Escocia e Irlanda del Norte están considerando tomar medidas similares.

Este tipo de prohibición ya existe o se está reforzando en países como Australia, Canadá, Sudáfrica y en Estados Unidos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento