La infanta dice que no sabía que su servicio doméstico estaba contratado a través de Aizoon

  • Doña Cristina se ha desvinculado en su declaración de cualquier gestión relacionada con las empresas Nóos y Aizon.
  • Uno de los letrados de la acusación popular asegura que la hija del rey ha respondido con evasivas a la mayoría de las preguntas planteadas.
  • "Me limitaba a firmar lo que me decía mi marido", repite la infanta, según uno de los abogados de la acusación popular.
La infanta Cristina entrando al juzgado de Palma.
La infanta Cristina entrando al juzgado de Palma.
Ballesteros / EFE

La infanta Cristina ha respondido durante el interrogatorio del juez José Castro que desconocía que los empleados domésticos que trabajaban en su casa habían sido contratados a través de Aizoon, la empresa patrimonial que la infanta compartía al 50% con Iñaki Urdagarin, informaron fuentes jurídicas.

Ha reconocido que hizo la selección del personal doméstico de su casa, pagado por Aizoon, pero ha apostillado que no sabía cómo se abonaban sus retribuciones.

Según las mismas fuentes, doña Cristina se ha desvinculado totalmente de la gestión tanto de Nóos que recibió casi 6 millones de euros de las Administraciones balear y valenciana, como de Aizoon, la empresa patrimonial de la pareja a la que iban a parar una parte de los beneficios de la primera, pese que era una sociedad sin ánimo de lucro.

Sonriente

En cualquier caso, la infanta ha dicho desconocer el funcionamiento y la gestión de las mismas, de lo que se ocupaba Iñaki Urdagarín.

Las mismas fuentes indicaron que a doña Cristina no se le ha visto tensa durante la declaración y que se ha mostrado sonriente.

Por otra parte, Manuel Delgado, uno de los abogados de la acusación popular del Frente Cívico de Julio Anguita, ha asegurado que la infanta Cristina se ha amparado en su declaración ante el juez José Castro en que ella confiaba en su marido en la gestión de las empresas en las que ella también participaba, en referencia a Nóos y Aizoon.

Respuestas evasivas

El letrado que ha hecho unas breves declaraciones en el receso del interrogatorio ordenado por el juez, ha asegurado que la infanta ha respondido con muchas evasivas y que en muchos temas la respuesta habitual es "no sabe, no contesta". En este sentido explicó que el 95% de las respuestas han sido evasivas.

Asimismo, el abogado de la acusación ha explicado que la infanta ha acudido al interrogatorio muy preparada y que en todo momento ha delegado en su esposo Iñaki Urdagarín la gestión de las empresas por las que ha sido imputada por los delitos de blanqueo de capitales y delito fiscal.

Delgado ha asegurado que la hija del rey ha respondido en numerosas ocasiones con excusas que hacen referencia a su marido. "Me limitaba a firmar lo que me decía mi marido", ha repetido en varias ocasiones doña Cristina.

La infanta, ha dicho, "está ejerciendo su derecho a no decir una verdad que la comprometa, ese derecho lo está ejerciendo plenamente".

Gastos personales

La infanta Cristina, a lo largo del interrogatorio en que se ha sometido a las preguntas del juez instructor del caso Nóos, José Castro, y durante las cuales le han sido exhibidas centenares de facturas y tickets de gastos personales cargados a su empresa Aizoon, ha reconocido que incurrió en ellos si bien ha asegurado desconocer que éstos fueran sufragados de forma directa por la sociedad cuya titularidad comparte con su marido, Iñaki Urdangarin.

Así lo han informado fuentes presenciales en la comparecencia, que han señalado que el magistrado se ha mostrado insistente en sus preguntas respecto a las facturas y que, respecto a tickets relativos al pago de gasolina, la imputada ha manifestado que eran sus escoltas quienes cargaban estos gastos y que, por tanto, desconocía si éstos corrían o no cargo de Aizoon.

Asimismo, en relación con la tarjeta Visa que ella disponía de Aizoon, ha reconocido que la utilizó pero sin que este hecho supusiera para ella algo irregular, según han precisado las mismas fuentes. En concreto, entre los datos arrojados a lo largo de la instrucción de la causa por parte de la Agencia Tributaria consta el importe de hasta 698.824 euros que los Duques destinaron desde su sociedad a gastos estrictamente particulares.

Ha defendido, que Aizoon no es una sociedad que sirviera como blindaje ante Hacienda, y ha añadido que nunca pensó que se hiciera nada ilícito.

Respecto al tema tributario, ha respondido que no se encargaba de ello ya que lo llevaba una asesoría jurídica.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento