Tres internos de la prisión de Segovia se encuentran en huelga de hambre en protesta por la decisión del Tribunal Supremo de reducir la condena al preso etarra José Ignacio de Juana Chaos, así como por los criterios de los responsables de la cárcel segoviana en la concesión de beneficios penitenciarios a los reclusos.

Según informó un portavoz de la Subdelegación del Gobierno en Segovia, los tres reclusos iniciaron esta medida a finales de la pasada semana, y la dirección del centro ha adoptado las medidas oportunas para garantizar la salud y la seguridad de los internos a través de controles médicos realizados cada tres días.

La dirección del centro ha adoptado las medidas oportunas para garantizar su salud

Dos de los internos, cuya identidad no se ha facilitado, pertenecen a la organización de ultraderecha Alianza Nacional, y el tercero carece de vinculaciones políticas.

Dicho portavoz indicó que los internos se encuentran actualmente "en buen estado de salud", aunque se evidencian ya síntomas de delgadez motivadas por la pérdida de peso.

De igual modo, señaló que la situación ha sido notificada al Juez de Vigilancia Penitenciaria y la información sobre este asunto se dará a través de la Dirección General de Instituciones Penitenciarias.

En una nota de prensa remitida por Alianza Nacional se asegura que la postura de los presos en huelga de hambre "será revisada semanalmente para determinar si la denuncia social que se persigue ha alcanzado el eco pretendido".