La muerte de Hoffman coincide con "proporciones epidémicas" de la heroína

  • El fallecimiento del actor por una presunta sobredosis coincide con un incremento del tráfico de esta droga en Estados Unidos y también de su consumo.
  • La Administración ha alertado que este repunte "de proporciones epidémicas" se debe al abuso de analgésicos a base de opiáceos recetados.
  • Dicen que han visto una "ola de sobredosis fatales en los últimos meses" atribuidos a una marca mortal de heroína mezclada con fentanilo.
Homenaje para el difunto actor estadounidense Philip Seymour Hoffman con fotos y flores a las afueras de su apartamento en Nueva York.
Homenaje para el difunto actor estadounidense Philip Seymour Hoffman con fotos y flores a las afueras de su apartamento en Nueva York.
EFE

La muerte por una aparente sobredosis de heroína del actor Philip Seymour Hoffman se produce en medio de un aumento en el tráfico de esta droga a través de la frontera entre México y Estados Unidos en los últimos años y del incremento en el consumo de la droga en todo el país, según han advertido este lunes las autoridades federales.

Los crecientes niveles de consumo de heroína en Estados Unidos han alcanzado "proporciones epidémicas" en los últimos cinco años, algo que se derivaría de un aumento correspondiente en el abuso de analgésicos a base de opiáceos recetados, como la oxicodona, según han concretado funcionarios de la Administración de Control de Drogas .

"Muchas personas que comienzan abusando de la oxicodona acaban finalmente consumiendo heroína, después de que las pastillas para el dolor les dejen de hacer el mismo efecto", explican los funcionarios, que añaden que los adictos a estas pastillas "pueden comprar la heroína mucho más barata que los medicamentos recetados en el mercado negro".

La cantidad de heroína incautada cada año a lo largo de la frontera sudoeste de Estados Unidos ha aumentado casi cuatro veces entre 2008 y 2012, de 558,8 kilogramos a 2.091 kilogramos por año, una señal de que "las operaciones de contrabando están en aumento", según detalla la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA, por sus siglas en inglés).

Asimismo, las sobredosis mortales de heroína han aumentado 45% desde 2006 a 2010, con 3.038 muertes registradas ese último año y con cifras que siguen aumentando, según añade la DEA.

Precisamente otro actor, el joven Corey Monteith, de la famosa serie Glee, murió el año pasado por una sobredosis de heroína y alcohol.

De hecho, las autoridades dicen que han visto una "ola de sobredosis fatales en los últimos meses" atribuidos a una marca mortal de heroína mezclada con fentanilo, un opiáceo que es de 50 a 100 veces más potente que la morfina y de 30 a 50 veces más potente que la heroína.

Fuentes judiciales señalan a los investigadores que estaban tratando de determinar si la heroína que se sospecha que ha podido causar la muerte a Hoffman, de 46 años, habría sido mezclada con fentanilo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento