'Txeroki'
El exdirigente de ETA Garikoitz Aspiazu, Txeroki. J.J. Guillén / EFE

La Audiencia Nacional ha absuelto este lunes por falta de pruebas al exdirigente etarra Garikoitz Aspiazu, 'Txeroki', de la colocación de una bomba en el edificio de la Bolsa de Bilbao el 4 de marzo de 2002, que fue desactivada por la Ertzaintza, y por lo que se enfrentaba a una petición fiscal de 10 años de cárcel.

La sección primera de la Sala de lo Penal considera en su sentencia que en el juicio, en el que 'Txeroki' se negó a declarar y dijo que "no autorizaba a juzgar a los ciudadanos de País Vasco", no ha quedado probado que participara en ese atentado y le absuelve por ello del delito de estragos en grado de tentativa.

La sentencia solo declara probado que Asier Arzalluz e Idoia Mendizábal , ya condenados por los hechos, atentaron contra la BolsaLa acusación se sustentaba en la declaración policial que realizó Gorka Martínez Arkarazo, condenado por haber alquilado el piso al 'comando Olaia' de ETA, y de la que se retractó "expresamente" en la vista en lo que afectaba Arrano, alías que utilizaba el acusado. "Su testimonio no aportó elemento de incriminación alguno para reconstruir el hecho objeto del juicio", sostiene la sentencia, que recuerda que como esas declaraciones no han sido ratificadas no pueden ser utilizadas para sustentar una condena.

Las huellas que se encontraron en un mapa y una carpeta en el piso del comando no pueden tampoco funcionar como elementos que corroboren el testimonio de Arkarazo, pues son elementos "muebles", "no anclados en el espacio", y por tanto pudieron haberse podido "transportarse fácilmente".

Añade que dado que el piso fue registrado dieciocho meses después del atentado, "el tiempo transcurrido hace imposible datar el contacto del acusado con el mapa". Además en el piso se encontraron huellas de ocho personas en el mobiliario y objetos, lo que a juicio del tribunal podría "abrir el círculo de posibles sospechosos".

La sentencia por tanto solo declara probado que Asier Arzalluz Goñi, 'Sendoa', e Idoia Mendizábal Mújika, ya condenados por estos hechos, atentaron con una bomba contra la Bolsa de Bilbao.

Los miembros de este comando utilizaban para ocultarse y preparar sus acciones un piso en Amorebieta alquilado por Arkarazo y una lonja en Galdakao en la que guardaban armas y explosivos. Así, el 4 de marzo de 2002 el citado comando colocó un artefacto en los aseos de hombres compuesto por 19,7 kilos de cloratita y 35 gramos de tytadine.

Mediante dos llamadas telefónicas realizadas sobre las 13.00 horas al diario Gara y a la central de la DYA de Bilbao, se alertó de que la bomba explotaría veinte minutos después, por lo que se desalojó el edificio y la Ertzaintza procedió a su desactivación.

Esta es la segunda vez en menos de cuatro meses que la Audiencia Nacional absuelve a 'Txeroki' por falta de pruebas. La  última vez fue el pasado 22 de octubre, cuando el tribunal consideró que tampoco estaba probada su participación en un atentado cometido por ETA el 30 de enero de 2005 en Deia debido también a la falta de pruebas.