El Gobierno decidió "interrumpir" el proceso de desarrollo de la tramitación del anteproyecto de ley de medidas sanitarias para la protección de la salud y la prevención del consumo de bebidas alcohólicas por menores para evitar una confrontación partidista y electoral sobre el asunto, la primera vez que el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero decide paralizar una iniciativa legislativa.

La decisión de paralizar la futura norma, que fue anunciada esta tarde por la ministra de Sanidad, Elena Salgado, fue muy bien acogida por el sector vinícola, pero las asociaciones de consumidores y de médicos la han criticado.

Las asociaciones de consumidores y médicos han criticado la medida

En su intervención, la ministra de Sanidad lamentó que la salud de los menores se haya utilizado para la confrontación electoral y consideró que la mejor contribución que el Ejecutivo puede hacer para frenar ese debate es "interrumpir" la tramitación del texto.

La publicidad, el principal escollo

La publicidad de las bebidas de fermentación natural (vino, cerveza y sidra) ha sido el centro de la polémica de la futura ley de prevención de consumo de alcohol en los menores, ya que las limitaciones en la publicidad y promoción de los productos provocaron el rechazo del sector productor y empresarial.

La ministra de Sanidad compareció ante la prensa esta tarde para fijar la posición del Gobierno ante este asunto, después de que el sector vitivinícola rompiera el diálogo en relación con el anteproyecto de medidas sanitarias para la protección de la salud y la prevención del consumo de bebidas alcohólicas por menores.

Salgado reconoció que sentía "frustración", pero descartó que se haya planteado dimitir por este asunto e insistió en que este cargo está siempre a disposición del presidente del Gobierno.

Se mostró convencida de que habría sido posible un equilibrio entre los intereses económicos y la protección de la salud de los menores si no hubiera mediado en la polémica la confrontación entre los partidos políticos.

Lamentó las declaraciones de Rajoy

La ministra citó las últimas declaraciones del presidente del PP, Mariano Rajoy, quien calificó de "disparate colosal" incluir el vino en la futura ley del alcohol, y lamentó que el líder popular apele siempre a un pacto por la sanidad y haga luego expresiones así.

La ministra reconoció que sentía "frustración" pero ha descartado dimitir

El 65% de los jóvenes entre 14 y 18 años consumen alcohol los fines de semana y el 34 por ciento se ha emborrachado al menos una vez en los últimos treinta días, advirtió la ministra.

Los productores de vino consideran "razonable" la interrupción de la elaboración del anteproyecto y coinciden en que la futura norma ha de realizarse de forma más sosegada implicando a toda la sociedad.

Además, el sector vitivinícola comparte la necesidad de comenzar un nuevo proceso para lograr una reglamentación propia de la publicidad del vino.

La industria del vino, satisfecha

La Federación Española del Vino (FEV) considera que la decisión está en línea con lo que planteó el presidente, José Luis Rodríguez Zapatero, y con la petición del sector de hacer compatible la defensa del sector del vino con las medidas de prevención del alcoholismo en menores. Una opinión expresada por la propia ministra de Agricultura, Elena Espinosa, en una reciente entrevista concedida a 20 minutos.

La Asociación Empresarial de Bodegas del Vino ve "inteligente" la decisión y recuerda que la protección de los menores se debe compaginar con el respeto a los adultos, para quienes es saludable tomar entre 28 y 17 copas semanales.

La Sociedad Española de Medicina General considera "indignante" la paralización de la futura norma

La Confederación de Cooperativas Agrarias de España (CCAE) mostró su satisfacción por la decisión y confió en que a partir de ahora se considere la oferta del sector.

Desde la Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores (Asaja) se espera que la decisión no sea una maniobra electoral que aplace la tramitación de la ley hasta después de las elecciones.

La Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG) califica de "buena" la decisión y apuesta por que en el futuro se inicie este debate desde otro punto de vista, y la Unión de Pequeños Agricultores (UPA) mostró su sorpresa por la decisión pero se mostró satisfecha.

Las asociaciones de usuarios, en contra

La Confederación Española de Amas de Casa, Consumidores y Usuarios (CEACU) denunció "la falta de madurez, la incomprensión y la irresponsabilidad de los sectores económicos".

Antes de conocerse la decisión, el Consejo de Consumidores y Usuarios (CCU) había denunciado la "monumental campaña" que a su juicio se realizaba para desautorizar la Ley del Alcohol.

La Sociedad Española de Medicina General (SEMG) consideró "indignante" la paralización de la futura norma porque opina que han primado intereses económicos y políticos, sobre la salud de los jóvenes.

Las organizaciones de padres CONCAPA y CEAPA, que apoyaban el anteproyecto legislativo, opinaron respectivamente que ésta u otra ley deberá impedir el consumo de alcohol por los menores.