El alcalde socialista de Lleida deja su escaño por discrepar con el PSC sobre la consulta

El alcalde de Lleida, el socialista Àngel Ros, comunicando que abandona el escaño del Parlament.
El alcalde de Lleida, el socialista Àngel Ros, comunicando que abandona el escaño del Parlament.
Aleix Moldes/ACN

El alcalde socialista de Lleida, Àngel Ros, ha anunciado la tarde del miércoles en una rueda de prensa que deja su escaño en el Parlament de Catalunya por discrepancias con la dirección del PSC, que exige a sus diputados críticos que voten en contra este jueves de la propuesta para pedir al Congreso el traspaso a la Generalitat de la competencia para convocar referéndums.

"He defendido desde hace semanas que la abstención es el reconocimiento de lo que el PSC quería", ha manifestado desde el Parlament, Àngel Ros, uno de los dirigentes con mayor peso institucional en el PSC.

Àngel Ros, por momentos visiblemente emocionado, ha leído un comunicado en el que anunciaba que "por coherencia con mis propios principios, por compromiso con los ciudadanos y fidelidad con los militantes" comunicó al Parlament su renuncia al escaño como diputado.

Ros ha tildado de "cordial" su encuentro con el primer secretario del partido, Pere Navarro, a quién notificó su decisión de abandonar el escaño parlamentario, una decisión que "entendió perfectamente y respetó".

Con todo, el alcalde de Lleida ha alertado que "si una organización no es plural no puede liderar un proceso de integración social". Respecto al resto de diputados socialistas que se oponen a votar en contra del traspaso de competencias en virtud del Artículo 150.2 de la Constitución, Ros ha reivindicado que " independientemente de su posicionamiento, todos cabemos y somos necesarios en el Partit dels Socialistes de Catalunya".

"Nos ha faltado cintura para gestionar una complicidad", apuntó Ros, quien se declaró consciente de la necesidad de "desarrollo identitario de Catalunya". Frente a este reto, Ros apuntó que "sin duda no hemos sido lo bastante ágiles para hallar las fórmulas" adecuadas.

Navarro: el gesto "le honra"

El líder del PSC, Pere Navarro, ha afirmado que el gesto de Ros "le honra", porque "pone, por delante de sus intereses personales, los intereses del partido". Navarro ha recordado a los diputados críticos que el Consejo Nacional del partido acordó votar en contra. Ha descartado tomar medidas contra Ros, de quien ha dicho que "es un excelente alcalde" y "continuará siendo alcalde de Lleida durante muchos años".

En principio, el escaño de Ros lo ocupará Òscar Ordeig, que ocupó la segunda posición de la candidatura del PSC en Lleida en las pasadas elecciones autonómicas. Ordeig es el regidor portavoz del grupo socialista en el Ayuntamiento de La Seu d'Urgell. Ordeig se ha mostrado hasta la fecha a favor del derecho a decidir, aunque apoya votar "no" en la votación de este jueves porque así lo decidió el partido. Pero está en contra de expulsar a los diputados que voten diferente.

Otros cuatro críticos

Al menos otros cuatro diputados del PSC podrían no hacer caso de las indicaciones de la dirección del partido, que quiere votar este jueves en contra de la petición para pedir al Congreso el traspaso de la competencia para convocar un referéndum en Cataluña. Los parlamentarios de la llamada corriente crítica, de los grupos Avancem y Agrupament Socialista, apuestan por no votar o abstenerse.

Los cinco diputados discordantes con la dirección del partido son además de Ángel Ros, alcalde de Lleida, la exconsellera de Salut de la Generalitat, Marina Geli, Joan Ignasi Elena, Núria Ventura y Rocío Martínez-Sampere. Esta última ya ha anunciado en Twitter este miércoles: "Mi posición nunca ha sido sí, sino abstención, por muchas razones".

Martínez-Sampere ha afirmado que no entiende "a quien defiende la democracia sin respeto". El sector crítico se reune este miércoles para estudiar qué alternativas tienen para no votar en contra de la proposición en el Parlament.

Ros ha participado esta maañana en un acto en Lleida, donde ya ha admitido que está estudiando la posibilidad de dejar su escaño de diputado en el Parlament por las discrepancias con la dirección del partido. Sin embargo, el líder del PSC, Pere Navarro, ya lo ha dado por hecho, aunque espera que siga al frente de la Paeria "muchos años".

Reunión Rubalcaba-Navarro

La dirección del PSC podría optar por expulsarlos si rompen la disciplina de voto, pero los diputados podrían mantener su escaño. En el caso de que alguno de ellos optara por dejar el Parlament, como es el caso de Ros, la siguiente en ocupar su puesto en el grupo parlamentario del PSC sería Laia Bonet, quien forma parte también del sector crítico con la dirección.

Precisamente, el secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha recibido este miércoles en su despacho de la Cámara baja al primer secretario del PSC, Pere Navarro, que posteriormente acompañará la portavoz del Grupo Socialista al Congreso, Soraya Rodríguez, al registro para dar entrada a una una iniciativa parlamentaria para reclamar la convocatoria urgente de la Comisión Bilateral Estado-Generalitat.

El encuentro se produce a sólo 24 horas de la votación del Parlament donde el sector crítico amenaza con romper la disciplina de voto del PSC y la dirección advierte que se pueden producir expulsiones por este hecho.

La votación en el Parlament puede ser movida, ya que al conflicto interno en el PSC se añade que la CUP, otro partido a favor del derecho a decidir, se abstendrá porque no está de acuerdo con pedir permiso a Madrid para convocar una consulta en Cataluña.

La CUP se abstiene

Precisamente, el consejero de la Presidencia, Francesc Homs, ha calificado este miércoles a la CUP de "egoísta e insolidaria" por abstenerse en la votación y ha negado conocer de antemano la postura de la formación como aseguró el diputado Quim Arrufat. "Acordamos con ellos que haríamos las cosas como lo estamos haciendo: acordamos pregunta, fecha y procedimiento y el procedimiento establece mandar a Madrid esta iniciativa".

El conseller ha mantenido que se trata de que "nadie deje de ser lo que es y defender su punto de vista, que hay muchos en el país", pero de vez en cuando, "como país que somos, debemos ponernos de acuerdo como el 12 de diciembre y ser solidarios con lo que acordamos y defenderlo cada uno desde su punto de vista". "Por eso digo que es una posición un punto egoísta e insolidaria con la decisión que tomamos todos", ha indicado.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento