El barrio de Gamonal en Burgos ha vuelto este sábado por la noche a ser escenario de graves incidentes, que han obligado a los antidisturbios a efectuar varias cargas, al término de una manifestación pacífica. Esta segunda noche de disturbios se saldó con 23 detenidos —11 de ellos menores de edad— y doce heridos —más de la mitad de ellos manifestantes, 3 policías y un bombero—, confirmaron a 20minutos.es fuentes de la Subdelegación de Gobierno en Burgos. Según Emergencias, dos de los heridos necesitaron ser trasladados al hospital.

El balance total en las dos noches de altercados ronda los 40 detenidos —en la primera noche fueron 17 los arrestados— y 21 heridos.

Los antidisturbios del Cuerpo Nacional de Policía cargaron contra un grupo de unas doscientas personas, la mayoría jóvenes, que quemaron contenedores y causaron daños en el mobiliario urbano de la Calle Vitoria de este barrio de la capital burgalesa.

Los manifestantes han quemado media docena de contenedores y arrojaron piedras y adoquines a la Policía, además de ocasionar daños en mobiliario urbano y en dos sucursales bancarias, del BBVA y Caja3.

Disturbios tras una protesta pacífica

Estos incidentes se produjeron después de una manifestación que por la tarde había partido del barrio para dirigirse a una comisaría del Cuerpo Nacional de Policía, para pedir la libertad de los 17 detenidos, uno de ellos menor, en la noche anterior. La marcha, convocada de forma espontánea y que llegó a congregar a cerca de un millar de personas, regresó al barrio, ya con menos participantes, y a su término comenzaron los disturbios.

Este domingo el Juzgado de Guardia acordó la libertad provisional para 16 de los jóvenes detenidospor los altercados del pasado viernes. Según informaron fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, se trata de 15 hombres y una mujer, acusados de "desórdenes públicos con resultado de daños". También han pasado a disposición judicial los trece mayores de edad detenidos en la noche del sábado.

La protesta de los vecinos va dirigida contra un proyecto municipal que busca convertir la calle Vitoria, una de las principales avenidas de la ciudad, en un bulevar, con menos carriles para vehículos y plazas de aparcamiento. El proyecto de construcción del Bulevar de la calle Vitoria cuenta con un presupuesto municipal de cerca de 8 millones de euros y un periodo de ejecución cercano a los catorce meses.

En la noche del viernes, una protesta vecinal desembocó en graves incidentes que obligaron a intervenir a varias unidades de policías antidisturbios, con el resultado de 17 detenidos, nueve agentes heridos y graves daños en mobiliario urbano y sucursales bancarias, las mismas que han vuelto a ser atacadas en la noche del sábado.

Consulta aquí más noticias de Burgos.