Oficiales de la Guardia Civil denuncian al abogado de Rosario Porto por calumnias

  • La Unión de Oficiales de la Guardia Civil ha presentado esta denuncia después de que el letrado insinuase que los investigadores presionaron a testigos.
  • Pensarán la opción de presentar una querella y la personación en la causa si persiste en su actitud de "desprestigiar tan gravemente la labor" del cuerpo.
  • Cronología del 'Caso Asunta'.
José Luis Gutiérrez Aranguren, el abogado que asiste a Rosario Porto, la madre de la niña hallada muerta cerca de Santiago en septiembre, en declaraciones a los medios ante los juzgados compostelanos de Fontiñas.
José Luis Gutiérrez Aranguren, el abogado que asiste a Rosario Porto, la madre de la niña hallada muerta cerca de Santiago en septiembre, en declaraciones a los medios ante los juzgados compostelanos de Fontiñas.
EFE

La Unión de Oficiales de la Guardia Civil, asociación profesional de mandos del instituto armado, ha presentado una denuncia ante la Fiscalía de la Audiencia Provincial de A Coruña contra el abogado de Rosario Porto, madre de Asunta, la niña hallada muerta en septiembre, por presuntas calumnias.

En un comunicado, la asociación informa de que ha presentado esta denuncia contra el letrado José Luis Gutiérrez Aranguren, que representa a Rosario Porto, después de que el letrado insinuase que los investigadores de este crimen presionaron a testigos para que éstos modificasen sus declaraciones de modo que sean "conformes" a la tesis de que los responsables de esta muerte violenta son los padres de la niña.

Esta organización ha señalado en una nota que si este profesional persiste en su actitud de "desprestigiar tan gravemente la labor" de este cuerpo, se sopesará la posibilidad de interponer una querella criminal y la personación en la causa como medio para garantizar protección y contrarrestar los "excesos mediáticos" de Gutiérrez Aranguren. El abogado ha señalado que no desviará su línea de defensa y que muchos compañeros de profesión le han expresado su solidaridad y apoyo.

La Guardia Civil ha indicado en una nota que si las presiones fuesen ciertas, debería haber sido puesto en conocimiento de los órganos judiciales, "sin embargo, como no son más que meras opiniones que tratan de desprestigiar a los investigadores de la Guardia Civil en favor de su estrategia de defensa, solo se ha limitado a contarlo a los medios de comunicación sin respaldarlo con ninguna prueba".

Delito de calumnias

Por su oficio debería saber, añade el documento, que atribuir falsamente un comportamiento delictivo puede constituir un delito de calumnias o, en su caso, injurias. Como quiera que entre los investigadores presuntamente calumniados se encuentran miembros de la Unión de Oficiales, y siendo uno de los objetivos de esta agrupación el ejercicio de las acciones jurídicas que procedan así como la defensa del prestigio e imagen de este cuerpo, se decidió dar este paso.

"Mientras el letrado tiene un interés concreto y definido", por una relación mercantil con su cliente, los investigadores de la Guardia Civil, bajo la dirección de la autoridad judicial y fiscal, únicamente persiguen el esclarecimiento de lo ocurrido aportando cuantas pruebas contribuyen a dicho objetivo sin ningún otro interés personal o económico, ha indicado la Unión de Oficiales.

Por ello, "no podemos tolerar que un letrado como estrategia de defensa manifieste pública y gratuitamente que los investigadores de la Guardia Civil, en ejercicio de sus funciones, presionan a los testigos, porque supone un atentado contra el honor de estos guardias civiles y contra una institución cuyo prestigio se ha forjado a lo largo de muchos años".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento