Nani Roma
Nani Roma, en una imagen de archivo. ARCHIVO

Los españoles Marc Coma, en motos, y 'Nani' Roma, en coches, sobrevivieron este jueves a la quinta etapa del Dakar, que se convirtió en la primera gran escabechina del rally.

Es difícil recordar en el Dakar de América Latina una etapa con tantos problemas Coma y 'Nani' no solo aguantaron con firmeza los embates del rally más duro del mundo, sino que ganaron la etapa, escalaron hasta el liderato y abrieron un cómodo hueco con respecto a sus adversarios.

Es difícil recordar en el Dakar latinoamericano una etapa con tantos problemas para los pilotos, penalizaciones e incidentes como la de este jueves, entre Chilecito y Tucumán.

Es evidente que los organizadores han diseñado este año una carrera más exigente que nunca, aunque varios participantes consideran que se les ha ido la mano.

Críticas de los pilotos

Es el caso de Roma (Mini), que terminó la carrera este jueves asegurando que la quinta etapa del Dakar fue una "locura" debido a la extrema dureza del trazado, aunque salvó casi todos los obstáculos y quedó como líder destacado del rally.

"Ha sido una locura. También nos han pasado cosas, pero menos que a los demás", dijo 'Nani' Roma, ganador de la jornada y nuevo líder con más de 31 minutos de ventaja sobe el argentino Orlando Terranova (Mini), segundo en la general.

El piloto catalán destacó el papel clave de su copiloto, el francés Michel Perin, en una jornada en la que la navegación fue fundamental.

"Michel ha hecho un súpertrabajo. A veces no lo tenía claro pero él lo tenía muy claro y encontraba la pista", dijo 'Nani', que llamó a "relativizar" el amplio margen que tiene en la clasificación.

"No voy a cambiar lo que he hecho hasta ahora. No puedo bajar el ritmo. Luego ganaremos o no, porque las carreras son así", dijo.

En la categoría de motos, la jornada tenía 416 kilómetros de especial, aunque se suspendieron los 205 kilómetros finales debido a las altas temperaturas en la zona, que alcanzaron los 47 grados.

Por culpa de la lluvia

Coma (KTM) voló por un trazado de muy difícil navegación por culpa de las lluvias caídas los últimos días, con terrenos para todos los gustos: arena blanda, cauces de río y caminos pedregosos.

Jordi Viladoms (KTM) también estuvo acertado al elegir la ruta y llegó a más de 12 minutos de Coma, aunque el resto naufragó por tierras argentinas buscando puntos de control que parecían escondidos bajo las piedras.

No puedo bajar el ritmo. Luego ganaremos o no, porque las carreras son asíEl español Joan Barreda (Honda), que empezaba el día como líder, perdió más de 40 minutos por una avería en el sistema de combustible.

Cyril Despres (Yamaha), campeón actual, tuvo problemas mecánicos y se perdió, lo que le costó casi 45 minutos. Además fue penalizado con una hora por saltarse un punto de control y quedó a dos horas y 23 minutos del español en la general.

El chileno Francisco 'Chaleco' López (KTM), otro de los aspirantes, se perdió y llegó al final del tramo cronometrado con 51 minutos de retraso.

Esta alocada etapa catapultó a Coma hasta el primer lugar de la clasificación del rally, con una renta de 41 minutos sobre Barreda y de casi 54 sobre 'Chaleco' López.

Pese a ello, Coma avisó de que este rally es más imprevisible que nunca, y el mismo Barreda se negó a dar el brazo a torcer y dijo que aún se ve con opciones de ganar.

Carlos Sainz (SMG) sufrió con la mecánica del buggy y además fue castigado con una hora por no pasar por un punto de control, el mismo error que cometió el catarí Nasser Al Attiyah. Ambos están ahora con escasas opciones de conseguir algo importante.

Consulta aquí más noticias de Palencia.