La lluvia que este lunes cae sobre Santiago ha dejado una imagen poco habitual el día de inicio de las rebajas: sin apenas tránsito por las principales calles comerciales y los locales, prácticamente vacíos. En contraposición, los centros comerciales han recibido gran afluencia de público y confían, al menos, en igualar las ventas de la última campaña.

Sin las habituales colas a la espera de la apertura de ciertas tiendas, un paseo por el ensanche compostelano pasadas las 10,00 horas permitía comprobar, como señalaron varios comerciantes a Europa Press, que "no parecen rebajas".

La ausencia de gente en el centro de la capital gallega la achacan al mal tiempo y confían en que la situación se revierta cuando la meteorología sea "menos desapacible". A la llegada de la tarde también fían sus expectativas, convencidos de que serán más los que visitarán sus establecimientos después de comer o de salir del trabajo.

Precisamente el mal tiempo es lo que ha "favorecido" a los principales centros comerciales de Santiago, como admiten en el departamento de Comunicación de El Corte Inglés y en el de Marketing de As Cancelas. "Y también que sea día no lectivo", han apuntado a Europa Press desde el centro dirigido por Isidoro Álvarez.

Así las cosas, en las dos grandes superficies han considerado "bueno" el arranque de las rebajas de invierno y han dado por hecho que habrá mayor afluencia de gente por la tarde, como suele ser habitual.

En cuanto al consumo, aún conscientes de que "es pronto para hacer valoraciones", en El Corte Inglés prevén un crecimiento del cinco por ciento con respecto a la última campaña, mientras que en As Cancelas aspiran a consolidar las cifras del pasado año en sus segundas rebajas desde su apertura en la capital gallega.

Visión de los compradores

Por su parte, algunos de los compradores que en la mañana de este lunes acudieron a los distintos establecimientos del ensanche de Santiago se quejaban de los "pocos descuentos" existentes, pese a que los carteles daban cuenta de bajadas de precio de "hasta el 50 por ciento".

"Es mejor esperar", aconsejaba, en declaraciones a Europa Press, Victoria, que atribuye a la importancia de esperar, al mal tiempo, a los "excesos" navideños y a la "crisis" el hecho de que "ni se ve gente con bolsas" por la calle.

Mientras tanto, las cafeterías del centro lamentaban "el poco ambiente de rebajas" que se palpaba esta mañana en Santiago, toda vez que las paradas para aliviar el peso de las bolsas también beneficiaría a sus cajas registradoras.

Federación de comercio

Finalmente, el presidente de la Federación Galega de Comercio, José María Seijas, ha mantenido su "optimismo moderado" ante esta campaña de rebajas, aunque sin querer aventurar cifras de gasto o facturación.

Eso sí, ha avanzado que "se ha roto la tendencia de 40 meses de facturación a la baja y ya se ha percibido alegría en la gente durante las Navidades". "Hemos llegado al fin del agujero y ahora nos estamos estabilizando", ha apostillado.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.