El Santuario de A Virxe da Barca en Muxía, A Coruña, uno de los más antiguos e importantes de Galicia, ha amanecido en llamas este día de Navidad y ha quedado completamente destrozado. "Ha ardido por completo, el retablo y el techo han quedado totalmente calciandos", han afirmado a 20minutos fuentes de la policía local de Muxía.

El origen del santuario se calcula que data de los siglos XI o XII, aunque sufrió diversas reformas con posterioridad El 112 recibió el avisó de incendio a las 08.29 de la mañana. Se cree que la causa del fuego fue un rayo que habría impactado en un transformador cercano, aunque dichas fuentes señalas que "no está confirmado aún". El retablo central desapareció consumido por el fuego, mientras que los retablos laterales del templo resultaron quemados, aunque no en su integridad. Solo se han salvado de las llamas elementos como bancos o confesionarios, de menor valor artístico.

El alcalde de Muxía (A Coruña), Félix Porto, calificó de "irrecuperable" el santuario, porque el edificio está "completamente destrozado" y el fuego aún continúa en la zona de la cúpula, de ladrillo y madera, por lo que se vendrá abajo, auguró el regidor.

El alcalde apuntó que, a la espera de la información técnica, el fuego se originó sobre las 06.45 horas como consecuencia de la caída de un rayo. "Nadie se podía imaginar que el santuario quedase reducido a la nada en apenas dos horas. El interior ha desaparecido", agregó el regidor, que insistió en que este incendio será "un auténtico desastre" y, con él, "se va una parte de uno. Es un día negro para la comarca", concluyó.

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha expresado hoy su solidaridad con los vecinos de Muxía y se ha comprometido a reconstruir "entre todos" el santuario de A Virxe da Barca, "un lugar emblemático y de referencia en la Costa da Morte".

El origen del santuario se calcula que data de los siglos XI o XII, pero fue reconstruido en numerosas ocasiones hasta llegar al templo actual que data de inicios del siglo XVIII; las torres fueron levantadas mediado el siglo XX. Está íntimamente ligado al camino xacobeo desde sus orígenes. Todo el entorno de la punta de A Barca es un lugar de profundas connotaciones en la que se abrazan lo mítico, lo histórico y lo mágico. 

Cuentan las tradiciones que en los alrededores del santuario desembarcó la Virgen María para apoyar a Santiago en su labor evangelizadora. De los restos de su barco, que se deshizo al alcanzar la costa, nacieron las numerosas formaciones rocosas que rodean el santuario. Algunas tienen un nombre propio y se le atribuyen propiedades mágicas, como la pedra dos Cadrís o la de Abalar.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.