Protesta por la reforma de la Ley del Aborto
Manifestación de la Plataforma Nosotras Decidimos que ha tenido lugar frente al Palacio de la Moncloa, en protesta por la aprobación del anteproyecto de la reforma de la Ley del Aborto por el Consejo de Ministros. Chema Moya / EFE

La reforma de la ley del aborto, cuyo anteproyecto fue aprobado el pasado viernes en Consejo de Ministros, tiene por delante un 2014 lleno de trámites, pero también algunos frenos que pueden paralizar o retrasar su aplicación. Su paso por Congreso y Senado, el rechazo de los partidos de la oposición... son sólo algunas de las piedras en el camino de esta ley que, bajo todo pronóstico, dejará al PP solo en el Parlamento.

  • Trámite parlamentario

Tras ser aprobado en el Consejo de Ministros, el proyecto de ley deberá remitirse al Congreso de los Diputados, donde los grupos parlamentarios podrán presentar enmiendas (parciales o totales). Una vez concluido el plazo, la comisión competente someterá un dictamen —informe— al pleno del Congreso, que este a su vez debatirá y llevará posteriormente al Senado. En la Cámara Alta, este proyecto tendrá dos opciones —dada su mayoría absoluta, que le impedirá que haya veto—: ser aprobado —quedando así aprobada definitivamente— o bien que se introduzcan enmiendas. En este último caso tendría que ser devuelto al Congreso, que con una mayoría simple ya podría rechazar o aceptar esas enmiendas.

En este sentido, el trámite parlamentario sólo supondría un retraso en el aspecto temporal —sólo en el Senado podría tardar meses en tramitarse—, ya que la mayoría absoluta del PP no tendría problemas para sacar la reforma del aborto adelante. No obstante, todo parece indicar que los 'populares' volverán a quedarse solos en el Parlamento, al igual que les pasó con la Lomce, ya que todos los grupos políticos han mostrado su rechazo a la ley. 

Otro anteproyecto polémico que pasará por ambas cámaras el año que viene será la Ley de Seguridad Ciudadana, llamada también 'ley mordaza', y la Ley de Seguridad Privada —ya aprobada en el Congreso y remitida al Senado—, aunque en este último caso hay un consenso mayor por parte de grupos como CiU o PNV.

  • Rechazo de la oposición

La negativa de los partidos de la oposición a esta ley puede traducirse en recursos que no haría sino retrasar o paralizar el trámite natural de esta ley. Rubalcaba y Elena Valenciano ya hablaron este fin de semana de "parar" esta reforma, que a su juicio supone "una limitación de libertades y un recorte de derechos a las mujeres". En el marco de las Comunidades Autónomas, la Junta de Andalucía ya está estudiando cómo interponer un recurso al considerar que la normativa limita derechos y libertades.

  • Mala imagen en Europa

Con la entrada en vigor de esta ley, la normativa sobre el aborto en España volvería a situarse entre las más restrictivas de Europa al anular la ley de plazos y volver a la ley de supuestos. Por debajo de España quedarían Irlanda, que ha modificado recientemente su legislación ya que hasta hace poco no tenía una ley del aborto, Polonia o Malta —que carece de normativa al respecto—.

Además, la polémica en torno a la ley ha llegado a Francia, de la mano de la ministra de Derechos de las Mujeres y portavoz del Gobierno galo. "Es terrible ver que en un país como España, que en estos últimos años se había convertido en una referencia para quienes luchan contra la violencia contra las mujeres (...) vaya a disponerse a conocer un retroceso en materia de derecho a disponer del cuerpo propio", opinó la ministra.

  • La opinión de la calle y redes sociales

Al rechazo político se une también el rechazo en la calle, de la mano de plataformas ciudadanas o asociaciones como la Federación en Defensa de la Sanidad Pública, que el pasado viernes protestaron frente al Ministerio de Justicia. IU, por su parte, ha hecho un llamamiento "a la movilización y la denuncia" en la calle de una ley que consideran "un ataque frontal a los derechos fundamentales de las mujeres".

El malestar se ha plasmado también en las redes sociales, donde el hashtag #MiBomboesMio ha sido tendencia en Twitter a nivel de España este fin de semana.