'Relative Unknown 26', 2013
Una de las obras de Danielle Durschslag para la serie 'Relative Unknowns' Courtesy of Danielle Durchslag and Denny Gallery, New York City

Con el paso de las décadas, los nombres de los antepasados se difuminan en la memoria de quienes los conocieron en persona o a través del testimonio de un pariente cercano. Al final, nadie recuerda cómo se llaman las personas que posan con interés en las viejas imágenes atesoradas en álbumes.

La galería Denny de Nueva York expone hasta el 26 de enero Relative Unknowns (Desconocidos relativos, un título alusivo al término inglés relative, que también significa pariente), la primera retrospectiva exhaustiva de la serie del mismo nombre que la artista Danielle Durchslag (1981) inició en 2010 y ha finalizado ahora en 2013.

En distintos tonos de grises, marrones y sepias y en blanco y negro; la estadounidense construye una genealogía inventada que termina siendo universal. Se inspira en fotos familiares propias para crear retratos a partir de capas superpuestas de cientos de pequeñas piezas de papel: "Como en la psicología humana, cada nueva capa está creada y moldeada según la que hay debajo para crear un aparentemente completo todo".

Desconocidos para sus descendientes actuales

El corpus de imágenes de los collage en relieve podría ser el de cualquier familia. Padres e hijos endomingados y serios; el retrato de juventud del apuesto muchacho trajeado, niños impacientes por seguir jugando cuando se acabe la corta sesión fotográfica en un soleado exterior... La autora quiere con las obras "honrar a los ancestros cuyos nombres e identidades se han desvanecido con el tiempo".

Rehace las imágenes sobre cartones originales de estudios fotográficosSobre cartones originales de estudios fotográficos antiguos, rehace las imágenes de sus parientes lejanos y transforma así al personaje olvidado en una obra de arte contemporáneo que sirve como representación para "los millones de personas desconocidas para sus descendientes actuales".