autobus en irak
Civiles iraquíes miran los restos de un autobús en el lugar de la explosión de un coche bomba en Bagdad, Irak, hoy jueves 8 de febrero, en el que murieron al menos seis personas. EFE
Al menos 27 iraquíes murieron entre el miércoles y el jueves en varios atentados perpetrados con coches bomba y artefactos explosivos en Bagdad y sus proximidades, mientras el ejército de EEUU detuvo al viceministro de Sanidad, al que acusa de "corrupción".

Soldados estadounidenses e iraquíes detuvieron a primera hora de la mañana del jueves al vice ministro iraquí de Sanidad, Hakim al Azamili, al que el ejército estadounidense acusó más tarde de "corrupción" y de vinculación con una milicia chií a la que financió con "millones de dólares".

Según un comunicado militar del ejército norteamericano, Al Azamili "está implicado en la muerte de varios funcionarios del ministerio, incluido el director general de Sanidad en la provincia de Diyala".

Asimismo, lo acusan de "intimidar y amenazar" a todos los hombres a su cargo que discrepaban con su política.

Pero los cargos no terminan ahí, pues el documento lo acusa también de "orquestar varios casos de sobornos sobre contratos inflados para equipar al ministerio".

Con los fondos obtenidos por estos sobornos, el vice ministro financió con "millones de dólares" a las milicias chiíes del "Ejército del Mahdi", una de las más activas y violentas de Irak, obedientes al clérigo chií Muqtada al Sadr.

Explosión de un coche bomba con 14 muertos

En el capítulo de la violencia, el ataque mas sangriento dle jueves se produjo en Al Aziziya (provincia de Wasit, en el sureste del país), donde al menos catorce personas fallecieron hoy y decenas resultaron heridas por la explosión de un coche bomba.

En el atentado más sangriento de hoy catorce personas murieron en un atentado por coche bomba en un mercado de Al Aziziya
El coche estalló en un mercado de la ciudad, situada al norte de Al Kut, capital de Wasit, unos 90 kilómetros al sur de Bagdad, según fuentes policiales.

El vehículo, que estaba aparcado en el interior del mercado, dejó destruidos abundantes puestos de vendedores.

Seis muertos más en Bagdad

En Bagdad, seis personas murieron hoy y diez más resultaron heridas por el estallido de otro coche bomba, según la policía.

El coche estaba aparcado cerca de una mezquita suní llamada Al Asra al Maarech, situada en el barrio de Al Amni al Zania, en la zona de Nuevo Bagdad, al este de la capital.

Otros siete muertos en Wasit

En un incidente separado ocurrido anoche también en la provincia de Wasit, siete personas perecieron y 21 resultaron heridas por el estallido de dos artefactos explosivos, informaron hoy fuentes policiales iraquíes.

Las fuentes explicaron que los dos artefactos explotaron en una calle comercial de la localidad de Sweira, 40 kilómetros al sureste de la capital.

Bajas también en el ejército de EEUU

De los actos de violencia no se han escapado los soldados estadounidense, ya que el ejército norteamericano anunció hoy la muerte ayer de cuatro de sus marines en dos ataques en la convulsa provincia de Al Anbar, oeste de Irak.

Entre ayer y hoy han muerto ya once soldados estadounidenses

Con estas muertes, son ya once los uniformados estadounidenses que perdieron la vida ayer, de los cuales siete fallecieron al caer un helicóptero CH-46 para el transporte de tropas en el noroeste de Bagdad, debido aparentemente a problemas mecánicos, según fuentes del Pentágono.

Por otro lado, fuerzas conjuntas del ejército iraquí y estadounidense han acordonado los barrios de Qadisiya y Yarmuk, ambos situados al oeste de la capital iraquí, y han iniciado una serie de redadas que se han saldado con varias detenciones.

"Estas redadas son la fase previa al inicio de una ofensiva para restaurar la seguridad en la capital", aseguraron fuentes de la seguridad iraquí a Efe.

Otras cuatro zonas residenciales han sido acordonadas en los últimos dos días, en el marco de un plan de seguridad en el que se espera que intervengan 80.000 soldados de los ejércitos americano e iraquí.