El 25-S rodea el Congreso
Gran número de personas en la plaza de Neptuno, en Madrid, en la protesta 'Rodea el Congreso' de la Coordinadora 25-S y la Plataforma ¡En Pie! Kote Rodrigo / EFE

Interior ha modificado el borrador de la polémica Ley de Seguridad Ciudadana. En este nuevo texto se suprime la sanción por protestar ante el Congreso, el Senado o las Asambleas Legislativas, y pasa a considerarse infracción grave la perturbación de la seguridad ciudadana en dichas protestas. Además, los insultos a Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado pasan a ser de carácter "leve" y se multará con 600.000 euros las protestas durante la jornada de reflexión.

Me parece sorprendente que se ponga reparos a un texto cuando todavía no se conoceEste borrador establece que sólo "la perturbación de la seguridad ciudadana que se produzca con ocasión de reuniones frente" a Congreso, Senado o Asambleas Legislativas será considerado infracción grave, mientras la anterior idea del Gobierno consistía en una sanción por infracción muy grave a las concentraciones no comunicadas ante estas instituciones. La multa, por tanto, sería ahora de 1.001 a 30.000 euros y no de 30.001 a 600.000.

Por otra parte, las amenazas, injurias o vejaciones a miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, así como el uso de imágenes o datos personales o profesionales de autoridades o de estos miembros que pueda poner en peligro su seguridad, será una infracción leve.

Entre las infracciones muy graves, que pueden ser de hasta 600.000 euros, se incluye la convocatoria o la asistencia a cualquier reunión o manifestación durante la jornada de reflexión.

Las críticas a esta polémica ley durante la última semana han hecho que el ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, criticara este martes los ataques de la oposición por tratarse de un "texto aún desconocido".  "Me parece sinceramente sorprendente que se ponga reparos a un texto cuando todavía no se conoce", ha señalado en declaraciones a los periodistas.

Infracciones muy graves (30.001-600.000 euros)

  • Perturbación muy grave de la seguridad ciudadana en actos públicos, religiosos, deportivos o espectáculos de otro tipo.
  • Convocatoria o la asistencia a cualquier reunión o manifestación en la jornada de reflexión.
  • Reuniones o manifestaciones no comunicadas o prohibidas en infraestructuras críticas, como centrales nucleares o pistas de aeropuerto siempre que tengan un riesgo para las personas o perjuicio para su funcionamiento.
  • Fabricación, reparación, almacenamiento, circulación, comercio, adquisición, enajenación, tenencia o utilización de armas prohibidas o explosivos no catalogados.
  • Celebración de espectáculos públicos o actividades recreativas quebrantando la prohibición ordenada por la autoridad correspondiente.

Infracciones graves (1.001-30.000 euros)

  • Perturbación grave de la seguridad ciudadana en actos públicos, religiosos, deportivos, etc., cuando no sean constitutivas de delito o de infracción muy grave.
  • Alterar el orden público encapuchado o con cualquier elemento que dificulte la identificación.
  • La perturbación de la seguridad ciudadana frente a las sedes del Congreso de los Diputados, el Senado y las Asambleas Legislativas de las comunidades autónomas, aunque no estuvieran reunidos.
  • Desórdenes graves en lugares públicos y provocación de incendios cuando no sean constitutivas de delito.
  • Actos de obstrucción que pretendan impedir a cualquier autoridad, empleado público o corporación oficial el ejercicio legítimo de sus funciones.
  • Obstaculizar los servicios de emergencia.
  • Desobediencia o resistencia a la autoridad cuando no sean constitutivas de delito, así como la negativa a identificarse o la alegación de datos falsos o inexactos.
  • Perturbación del orden en un acto de campaña electoral, administración electoral, votación, escrutinio y recuento de votos no constitutiva de infracción penal.
  • Celebración de reuniones en lugares de tránsito público o de manifestaciones portando armas u objetos contundentes, la negativa a la disolución de las manifestaciones y reuniones.
  • Reuniones o manifestaciones no comunicadas en infraestructuras críticas.
  • Portar, exhibir o usar armas de modo negligente fuera de los lugares habilitados para ello.
  • Ofensas o ultrajes a España, las CC AA y las entidades locales o a instituciones, símbolos, himnos o emblemas.
  • Servicios sexuales retribuidos en zonas de tránsito público. La conducta no será sancionada si la persona infractora es víctima de trata de derechos humanos.
  • Utilización de armas reglamentarias cuando se carece de documentación o autorización.
  • Negativa de acceso o la obstrucción de inspecciones o controles reglamentarios en fábricas, locales, aeronaves, etc.
  • Manifestaciones verbales o uso de símbolos para incitar a comportamientos de alteración, violentos, o delictivos o que justifiquen odio, terrorismo, xenofobia, racismo, violencia contra la mujer o discriminación.
  • Uso de uniformes, insignias o condecoraciones oficiales sin autorización.
  • Falta de colaboración con las Fuerzas de Seguridad en la averiguación de delitos.
  • Actos que atenten contra la indemnidad sexual de los menores.
  • Consumo o tenencia ilícita de drogas aunque no estuvieran destinadas al tráfico, así como el abandono de instrumentos empleados para ello y la tolerancia del consumo en locales.
  • Consumo de bebidas alcohólicas en lugares públicos.
  • Conducción de cundas o taxi de las drogas.
  • Cultivo o plantación de drogas tóxicas, estupefacientes o sustancias psicotrópicas.
  • Daños o deslucimiento de bienes muebles o inmuebles como farolas, señales, papeleras, etc.
  • Incumplimiento de restricciones de navegación.
  • Escalamiento de edificios de organismos o instituciones.
  • Dejar sueltos animales dañinos, maltratar o abandonar animales domésticos o maltratar animales en espectáculos.