Iron Man
Una imagen de 'Iron Man 2'.

 Double Negative

Terrence Howard, el actor que interpretó el personaje del Teniente coronel James Rhodes en la primera entrega de Iron Man acusa al protagonista de la taquillera franquicia, Robert Downey Jr. de "echarle" de la saga y quedarse con su dinero. Fue durante una entrevista con motivo del estreno de su última película The Best Man Holiday, donde Howard responsabilizó, sin nombrarle directamente, a Downey Jr. de su salida de Iron Man.

Me dijeron que la segunda parte será un éxito con o sin mí "¿Os gustaría saber lo que realmente pasó? Bien, pero esto me va a meter en un motón de problemas: Resulta que la persona a la que ayudé a convertirse en Iron Man, cuando llegó el momento de regresar para la secuela, cogió el dinero que se suponía que iban a pagarme y me echó", afirmó en declaraciones al programa Watch What Happens Live.

"Hicimos un contrato para tres películas, lo que supone que firmas todo por adelantado. Iba a cobrar una cierta cantidad de dinero para la primera, otra cantidad para la segunda y otra para la tercera", relata Howard que asegura que fue entonces, cuando iba a comenzar la producción de la segunda película, cuando se dirigieron a él para decirle que le iban a pagar "una octava parte" de lo acordado.

"Me dijeron: 'Mira, te pagaremos una octava parte de lo que teníamos contratado porque creemos que la segunda será un éxito con o sin ti'", revela el actor que entonces acudió a Robert Downey Jr., la rutilante estrella de la saga, para pedir ayuda. Fue entonces cuando llegó la gran decepción.

"Entonces llamé a mi amigo, al que había ayudado a conseguir el primer trabajo, y no me devolvió la llamada hasta tres meses después", relata Howard que al ser interrogado sobre su actual relación con Downey Jr. contestó: "Le quiero, que Dios le bendiga".

En la segunda película de Iron Man, Terrence Howard fue sustituido por Don Cheandley como el teniente coronel James Rhodes, el amigo de Tony Stark que enfundado en una de sus armaduras le ayuda como Máquina de Guerra.

La primera película de la saga, estrenada en 2008, recaudó en los cines casi 600 millones de dólares. Su secuela, que vio la luz en 2010 ya sin Howard en el reparto, amasó más de 623 millones de dólares. Pero el gran taquillazo de la franquicia no llegó hasta este año con Iron Man 3, que recaudó unos 1.215 millones de dólares en taquilla convirtiéndose así en la quinta película más taquillera de la historia.