El portavoz parlamentario del PSdeG, José Luis Méndez Romeu, ha rechazado tomar "medidas" contra la diputada Beatriz Sestayo tras su incidente con un guardia de seguridad de la Cámara, al tiempo que ha remarcado que "el problema" de haber mantenido el coche de su hija en el párking reservado para sus señorías "se solventó" una vez el Grupo Socialista tuvo conocimiento de ello.

En todo caso, preguntado en rueda de prensa, el veterano diputado ha subrayado que "existe un procedimiento judicial abierto" por la denuncia del empleado de la empresa concesionaria de la seguridad en el Pazo do Hórreo, Eulen, en el que "la persona afectada va a ejercer las acciones necesarias". Así las cosas, ha proseguido, el asunto "se ventilará en los tribunales de justicia".

Y, cuestionado directamente sobre la posibilidad de que se lleve a cabo algún tipo de medida contra la ferrolana, Méndez ha respondido con las preguntas: "¿medida? ¿en qué sentido?".

Dicho esto, en lo que ha abundado es en que el Grupo Parlamentario Socialista "fue absolutamente desconocedor" del percance de su compañera de escaño con el guardia por estar ocupando dos plazas del mencionado garaje —desde el mes de marzo— hasta "la víspera" de que el diario 'La Voz de Galicia' publicase que había sido denunciada por ese trabajador.

"Quiero subrayar que, desde el momento en que se tuvo conocimiento formal, esa situación se solucionó", ha zanjado Méndez Romeu, en alusión a la retirada del vehículo, al tiempo que ha apuntado que no sabe en qué "otras cuestiones" el Grupo Parlamentario Socialista podría "hacer algo" en lo relativo a este asunto.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.