Apagón
"En nuestro trabajo, en la Linea de la Concepción, tanto mis compañeras Estrella, Soraya y Eva como un servido hemos colaborado en el apagon". Paco Guerrero.

Vídeo del apagón enviado por el lector Gonzalo Martín, desde Zurich, Suiza, donde reside:

Carlos nos daba el parte a las 20.03 horas desde su barrio: "Aquí todo apagado, ni un solo vecino ha dejado la luz encendida".

Yo sí lo hice, estábamos nerviosos y todo

Sebastián cuenta que, cuando apagó todas las luces, "estaba nervioso y todo".

"En mi trabajo hemos apagado la luz... impresionaba ver los pasillos a oscuras, por lo menos hemos dado cinco minutos más de calidad de vida a nuestros hijos, nietos...", escribía Miri.

Eme NAvarro estaba en un local de ensayo: "De repente todos apagamos, fue increíble, apocalíptico; dejó de sonar la música en todos los locales de ensayo. Fue emocionante, todavía hay esperanza. Podemos unirnos cuando nos lo proponemos".

Sin embargo, desde el distrito de Retiro, en Madrid, Rita la Cantaora aseguraba con decepción que, salvo ella, ningún vecino se había sumado a la iniciativa.

Tampoco se apagaron las luces en los barrios de casquillo, ni de jeparla ni de jesús, ni de edu ni de otros muchos de nuestros lectores.

Podemos unirnos cuando nos lo proponemos

"Pues yo estaba en un examen de nutrición vegetal a esas horas y ojalá hubieran apagado las luces para escabullirme sin que me vieran y no corriera convocatoria", señalaba juankanijo.

Desde Magdeburg, Alemania, escribió Tania, quién se llevó "una decepción, al ver que mis vecinos no se sumaban a la causa". 

Para compensarlo, el lince y alex.p decidieron apagarlas por partida doble: diez minutos en vez de cinco.

Por su parte, Magia confiesa que lo apagó todo: "ordenador, televisión, luces... y me sentí bastante ridícula sentada en el sofá sin hacer nada durante cinco minutos".

¿Servirá para algo?

A algunos, la iniciativa les parecía, simplemente, "una tontería" o una "verdadera chorrada", como a Juanma.

No así a Gonzi, que esperaba, además, que mucha gente se hubiera apuntado "para que la sociedad sea consciente del peligro".

Esta iniciativa debería hacerse todos los días impares del mes y entonces sí serviría de algo

"Era solo un gesto maravilloso de unas personas que de verdad nos importa nuestro entorno, nuestro futuro y el de nuestros hijos. Un gesto de personas de las que se puede confiar porque no piensan sólo en ellas mismas y porque respetan lo de los demás", explicaba Amaya, quien felicitó a todos los que "ayer tuvimos esos cinco minutos de paz con nosotros mismos y con nuestro entorno".

Esta acción "sirve para que el mundo abra los ojos sobre este problema que es real y que concierne a todos. Si no hacemos nada, lo mas probable es que mil miliones de personas van a morir. Y no quiero ser uno de ellos", opinaba jeeremie.

Primer55 va aún más lejos, al considerar que "esta iniciativa debería hacerse todos los días impares del mes y entonces sí serviría de algo. Dejad que el mundo respire"