La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, ha asegurado este miércoles, en una rueda de prensa extraordinaria convocada por la huelga de limpieza que vive la ciudad, que si las empresas concesionarias encargadas de prestar este servicio —Cespa (Ferrovial), Valoriza (Sacyr), OHL y FCC-Alfonso Benítez— y los representantes de los trabajadores no llegan a un acuerdo que ponga fin a los paros antes de 48 horas, el propio Consistorio asumirá el cumplimiento del servicio contratando a la empresa pública Tragsa. El plazo termina el viernes a las 17.00 horas.

Los sindicatos protestan por la presentación de un ERE para algo más de 1.100 de los 6.000 trabajadores del sector.

"Madrid no puede esperar más", ha asegurado Botella leyendo un comunicado. Así, si este jueves la huelga no ha terminado, el Ayuntamiento no solo se encargará de la limpieza durante el tiempo que dure el conflicto (y cuyos gastos y costes tendrán que hacerse cargo posteriormente las empresas concesionarias) sino que, además, se informará al Ministerio Fiscal del incumplimiento de los servicios mínimos por parte de las concesionarias.

Madrid no puede esperar más a que se pongan de acuerdoLa decisión de llevar a la fiscalía el conflicto se debe a las informaciones de la Policía local que, según la alcaldesa, constata que los servicios mínimos "no se están cumpliendo". Botella ha querido denunciar así la actitud de mucho piquetes y "sus actos de vandalismo" que "han llevado a mucha gente a pensar que es una huelga de recogida de basuras". La regidora local ha llegado a utlizar el calificativo de "huelga salvaje" para referirse al conflicto y de nuevo ha dicho que los madrileños son "rehenes" de lo que está ocurriendo: "un chantaje".

De esta forma, siempre según la alcaldesa, el Consistorio se asegurará de que los servicios mínimos se cumplen y mantendrá a raya las acciones vandálicas de los piquetes. La huelga cumple ya nueves días.

Tragsa es una empresa pública que lleva 35 años prestando distintos servicios de medio ambiente y desarrollo rural.

La oposición pedía actuar

Por la mañana, partidos de la oposición exigieron a Botella que diera una solución inmediata al problema de la limpieza, mientras que el portavoz del PP en el Congreso, Alfonso Alonso, pidió a los trabajadores que no se "empecinen" en el paro porque "no está arreglando nada".

Y usted, doña Ana, ¿para qué es alcaldesa? La vicesecretaria general del PSOE, Elena Valenciano, ha vuelto a escribir del asunto en su Facebook, en el que lanza una pregunta a Botella: "Y usted, doña Ana, ¿para qué es alcaldesa?", para apuntar a continuación que las basuras están a punto de generar un grave problema de salud pública para todos y de seguridad física para los viandantes. "Y será su responsabilidad, señora Botella", apostilla. Rafael Simancas, diputado socialista por Madrid, cree que Botella, de quien ha dicho que probablemente es la alcaldesa "más inepta" de la historia de la capital, tiene que resolver el problema o irse "de una vez".

Desde IU, Gaspar Llamazares ha afirmado que el servicio de limpieza de las calles es una competencia municipal y, por tanto, no se puede quedar al margen aunque la gestión sea privada. Rosa Díez, portavoz de UPyD, ha calificado de "escándalo" la inacción de Ana Botella y la "desidia" con la que está afrontando este problema.


Consulta aquí más noticias de Madrid.