Alemania advierte a EE UU que haber espiado a Merkel dañaría su credibilidad

  • Lo ha afirmado el presidente de la comisión de secretos oficiales del Bundestag (Cámara baja alemana), Thomas Oppermann.
  • "Quien ha escuchado el teléfono móvil de la canciller, también escucha las comunicaciones privadas y comerciales de los ciudadanos", ha asegurado.
  • La CE ha pedido unidad para tratar los asuntos de espionaje con EEUU.
  • Alemania cita al embajador de EE UU por el presunto espionaje a Merkel.
La canciller alemana Angela Merkel se dirige a los medios a su llegada a la reunión del Consejo Europeo que se celebra en Bruselas (Bélgica).
La canciller alemana Angela Merkel se dirige a los medios a su llegada a la reunión del Consejo Europeo que se celebra en Bruselas (Bélgica).
WARNAND / EFE

El presidente de la comisión de secretos oficiales del Bundestag (Cámara baja alemana), Thomas Oppermann, afirmó este jueves que, de confirmarse que EE UU pinchó el móvil de Angela Merkel, esto sería un "claro perjuicio para los intereses" de su país y dañaría enormemente la "credibilidad" de Washington.

Oppermann realizó estas declaraciones antes de entrar en una reunión extraordinaria de la comisión de secretos oficiales, convocada después de que el Ejecutivo alemán confirmase ayer tarde que tiene informaciones que apuntan a que el espionaje estadounidense ha pinchado el teléfono móvil de la canciller.

"Si el teléfono móvil de la canciller Angela Merkel ha sido espiado", argumentó Oppermann, esto sería un "claro perjuicio para los intereses alemanes" y supondría un importante revés para la "credibilidad de EE UU".

El presidente de la comisión aseguró que Alemania cuenta con "indicios" de este espionaje que "confirman" sus "temores" de que el espionaje estadounidense ha tenido acceso a las conversaciones de la canciller y de millones de alemanes.

"Al parecer, también hemos sido engañados por el lado americano", aseguró Oppermann en relación a las primeras respuestas aportadas por Washington cuando se destapó el escándalo del presunto programa de espionaje masivo de EE UU.

Además, agregó que a partir de ahora será más difícil "volver a creer a EE UU" cuando asegure que no está espiando las comunicaciones de particulares en Alemania. "Quien ha escuchado el teléfono móvil de la canciller, también escucha las comunicaciones privadas y comerciales de los ciudadanos", señaló Oppermann.

También indicó el presidente de la comisión de secretos oficiales que no se puede "imaginar" un tratado de libre comercio con EE UU hasta que no quede convenientemente aclarado este asunto.

Alemania y otros países reaccionaron con indignación y pidieron cuentas a Washington después de que Edward Snowden, exanalista de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) estadounidense, desvelase la existencia del programa de espionaje de EE UU.

Conversación con Hollande

Precisamente del supuesto espionaje de Estados Unidos a los países europeos hablarán este jueves en Bruselas el presidente de Francia, François Hollande, y la canciller Angela Merkel.

Hollande y Merkel, cuya reunión ya estaba prevista, se encontrarán antes del arranque de la reunión de los jefes de Estado y de Gobierno de la UE. El escándalo amenaza con convertirse en el centro de atención del Consejo Europeo que reúne este jueves y viernes a los líderes de los Veintiocho.

Por el momento, la vicepresidenta de la Comisión Europea y responsable de Justicia, Viviane Reding, ya ha realizado un llamamiento a los líderes europeos pidiendo unidad para responder al supuesto espionaje y para poder negociar de igual a igual con Washington las cuestiones relativas a la protección de datos.

"Ahora es momento para la acción y no sólo para las declaraciones en la cumbre de la UE", señaló la portavoz Mina Andreeva, que leyó un mensaje de la comisaria.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento