Silvio Berlusconi
El exprimer ministro italiano y exlíder del partido conservador Pueblo de la Libertad (PDL), Silvio Berlusconi. EFE

El Tribunal de apelación de Milán redujo de cinco a dos años la pena de inhabilitación para el ejercicio de cargo público a la que había sido condenado el exprimer ministro italiano Silvio Berlusconi por fraude fiscal en el caso Mediaset.

Los jueces del Tribunal de apelación acogieron la petición de la fiscal Laura Bertolè, quien determinó que la pena de inhabilitación de los cualquier cargo público que se tenía que aplicar era de dos años.

El máximo periodo de inhabilitación que recoge la ley italiana por este tipo de delitos es de uno a tres años.

Esta sentencia no tendrá efecto inmediato dado que Berlusconi todavía es senador, su escaño probablemente le será retirado en una votación separada en la Cámara Alta el próximo mes.

Arresto domiciliario

El Supremo italiano confirmó el pasado 1 de agosto la sentencia por fraude tras desestimar la apelación final de Berlusconi sobre la condena que recibió de cuatro años de cárcel, posteriormente reducida a un año. Si Berlusconi es finalmente expulsado del Senado, pasará esos doce meses bajo arresto domiciliario o prestando servicios a la comunidad.  

Los abogados también pueden recurrir esta sentencia, que se espera que oscilará entre uno y tres años. Cualquier apelación en este caso concreto podría retrasar la votación sobre el escaño de Berlusconi en el Senado.

La votación del Senado tiene un valor superior a la del tribunal de Milán, y la expulsión del escaño podría ir acompañada una sentencia adicional que podría castigar a Berlusconi con el alejamiento del cargo público durante seis años y el fin de su inmunidad parlamentaria.