Por estos hechos la Policía Municipal denunció a un vecino «que no participó» en el acto, según José Luis Casares, portavoz de la plataforma.

Casares asegura, como afirmó 20 minutos en noviembre, que detectives privados siguen a los vecinos. También dicen que varios correos electrónicos han sido intervenidos.

El próximo 1 de febrero habrá otra protesta, con el muñeco Ruiz-Vampirón de protagonista.