Gracia Querejeta: "Al cine en pantalla quizá le queden los días contados; a lo audiovisual, no"

  • La película '15 años y un día' fue elegida por la Academia de Cine para representar a España en los próximos premios Oscar y en los Ariel de México.
  • El 16 de enero se sabrá si finalmente irá o no a Hollywood.
  • Gracia Querejeta ha hablado con '20minutos' sobre su película, la nominación y el delicado estado de la industria cinematográfica en España.
La directora de cine Gracia Querejeta.
La directora de cine Gracia Querejeta.
GTRES

Hija del productor Elías Querejeta, quien la inició en el mundo del cine, Gracia Querejeta es a día de hoy una de las directoras de cine españolas más alabadas gracias a películas como Cuando vuelvas a mi lado, Héctor y Siete mesas de billar francés. Su último trabajo, 15 años y un día, fue elegida por la Academia de Cine para representar a España en los próximos premios Oscar de Hollywood y en los Ariel de México. El próximo 16 de enero será la fecha en la que se sabrá si la Academia de Hollywood selecciona o no la cinta como una de las cinco candidatas a mejor película de habla no inglesa.

¿Esperaba que fuera elegida su película para representar a España en los Oscar?

Tanto como esperar, no. Lo que tenía es la esperanza, que es lo último que se pierde. Si estás nominado entre cuatro o entre tres, alguna posibilidad tienes. Procuré en esos días no pensar mucho en eso.

¿Cree que tiene posibilidad de ser seleccionada por la Academia de Hollywood?

Es imposible saberlo ahora mismo. Depende no sólo de cómo es 15 años y un día sino de cómo son todas las demás que vienen de otros países. Quizá el punto fuerte de la película, de cara a ser seleccionada, es la universalidad del tema que toca. Creo que se van a sentir identificados, o bien con el abuelo o bien con la madre o bien incluso con el padre ausente. Es una pequeña historia familiar y eso, por lo general, por lo menos en el mundo occidental, se suele entender bien.

Quizá la presencia de Maribel Verdú también ayude...

Maribel trasciende todo eso, lo importante es que ella está muy bien en la película. Si además ser conocida fuera puntúa para la película, todavía mejor, pero yo creo que lo que de verdad va a puntuar es su trabajo.

Puestos a fantasear, si ganase el Oscar, ¿quién le gustaría que se lo entregase?

No puedo ni siquiera pensar en eso. Ni me lo he planteado. Habría muchos en todo caso, no sería uno. Hay muchísima gente estupenda, buenos actores, buenas actrices y grandes directores allí... Yo creo que si te dan un Oscar, lo de menos es quién te lo entrega.

Y siguiendo con la fantasía, ¿a quién se lo dedicaría?

A mi padre y a mi madre. Y a mi hijo. Y a la gente que trabaja conmigo. Yo creo que se lo acabaría dedicando un poco a todos, me tendrían que echar del escenario seguramente.

¿Tiene tiempo para ir al cine?

He tenido más que en este momento porque estoy rodando una serie y además he tenido un verano un poco revuelto y no he tenido demasiado tiempo. Pero sí intento sacar tiempo y, si no lo consigo, trato de consumirlo en casa a través de plataformas como Filmin o en DVD o si no ya en la tele.

¿Recuerda cuál es la última que ha visto?

Sí, la de Daniel Sánchez Arévalo, La gran familia española.

¿Por qué cree que hay tantas reticencias en España hacia el propio cine español?

Yo creo que se ha educado a la gente en una forma de entendimiento de nuestra cultura que no pasa por el mundo audiovisual. En el arte, hoy todos sabemos que existen grandes pintores contemporáneos —no me refiero a Velázquez o al Greco sino a otros más actuales como Barceló—, sin embargo no hemos creado esa especie de respeto por los que hacemos —y no me gusta incluirme— cultura audiovisual. Parece que, en este país, lo audiovisual está más integrado en el mundo del entretenimiento y no en el de la cultura, y yo creo que por ahí empiezan los problema.

¿Cuál es el problema de la caída constante de la taquilla española?

Creo que ya es un problema estructural. Yo lo vengo diciendo desde hace mucho, no porque sea muy lista sino porque todos lo sabemos, lo que pasa es que las soluciones no son fáciles. Es la subida del IVA, por supuesto; es lo que hablábamos de la falta de educación en los niños sobre lo que es nuestra cultura audiovisual —la nuestra, no la americana—; es consecuencia también de que al final, sin entrar a analizarlo, nuestro cine en realidad está en manos de las televisiones, que a menudo tienen otros intereses más allá que los puramente cinematográficos. Hay muchas cosas por medio, seguramente tendría que ponerse todo patas arriba.

¿Hay una solución o al cine le quedan tres días contados?

Puede que al cine en pantalla le queden los días contados, pero a lo audiovisual estoy absolutamente segura de que no. Lo audiovisual mueve mucho dinero y debería mover todavía más en este país, y estoy segura de que lo terminará moviendo porque se consume muchísimo audiovisual, si no es a través de una fórmula es a través de otra. Para empezar hay que regular el tema de la piratería, porque ese es uno de los temas más claros de lo que nos está ocurriendo. Hay muchas cosas que regular, pero lo audiovisual tiene un potencial enorme.

¿También podría hablarse de una crisis de ideas en el cine, tanto nacional como internacional?

Yo soy de las que piensa que lo importante no es exactamente lo que se cuenta sino cómo se cuenta. Desde ese punto de vista yo también estoy bastante convencida de que casi todo se ha contado, lo que pasa es que hay muchas maneras de contar. Historias completamente nuevas es muy difícil encontrarlas pero historias contadas con una nueva mirada no es tan difícil, en absoluto.

¿Puede adelantarnos algún proyecto futuro?

Ahora mismo estoy haciendo la serie Victor Ros, a la que todavía le quedan bastantes días de rodaje, y espero poder estar rodando una nueva película en el próximo mes de abril. Pero son proyectos que todavía tienen que consolidarse. A mí lo que me gustaría es que esta nominación a los Oscar y a los Ariel pudieran servirnos para consolidar esos proyectos, porque a mí lo que me gusta es hacer cine, hacer televisión, hacer audiovisual, y es lo que me gustaría seguir haciendo, la verdad.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento