Homenaje en Lampedusa
Dos pescadores locales lanzan al mar un ramo de flores en homenaje a las víctimas del naufragio frente a la isla italiana de Lampedusa. EFE

El número de inmigrantes muertos en el naufragio ocurrido el pasado jueves frente a la isla italiana de Lampedusa se elevó este domingo a 181, después de que los buzos de las fuerzas y cuerpos de seguridad italianas consiguieran recuperar otros 70 cadáveres.

La recuperación de estos cuerpos se produjo tras reanudarse este domingo las tareas de búsqueda submarina de las víctimas del naufragio, que fue preciso suspender durante dos días a causa de las malas condiciones meteorológicas y de la mar.

La tareas de búsqueda y recuperación submarina de los cadáveres de las víctimas del naufragio del pasado jueves frente a la isla italiana de Lampedusa se han

Los testimonios de los 155 supervivientes del naufragio, que próximamente serán trasladados a Roma, hablan de que en la barca, que partió del norte de África en dirección a las costas europeas y que yace en el fondo marino a media milla de la isla, había 518 personas, por lo que bajo el agua puede haber unos 180 cadáveres.

La ministra de Integración italiana, Cécile Kyenge, visitó este domingo a los inmigrantes alojados en el centro de primera acogida de Lampedusa, que se encuentra desbordado, y conoció sobre el terreno la situación de la isla tras el naufragio. En una entrevista que publica Corriere della Sera, Kyenge afirma que la ley sobre inmigración italiana no puede ser "punitiva" y anuncia su intención de elevar, en un primer momento, a 16.000, y luego a los 24.000, el número de camas en los centros de acogida de inmigrantes, que actualmente es de 8.000.

Homenaje a las víctimas

Este sábado se celebró una ceremonia por las víctimas en un hangar del aeropuerto de Lampedusa, en el que yacen 111 ataúdes de los cuerpos recuperados, entre ellos los de cuatro niños, a la espera de ser trasladados a distintos municipios de la vecina isla de Sicilia para su sepultura.

Al acto, presidido por el párroco Antonio Nastasi, acudieron algunas decenas de los supervivientes a la tragedia, pero también otros de los inmigrantes que se encuentran en el centro de primera acogida de la pequeña isla italiana, considerada por muchos como la puerta de entrada a Europa por mar de la inmigración ilegal.

También participó en la ceremonia la presidenta de la Cámara de los Diputados, Laura Boldrini, quien visitó este sábado la isla acompañada de un grupo de parlamentarios. Boldrini pidió en una rueda de prensa que se cambie la dura legislación migratoria actual de Italia, sobre todo la llamada ley "Bossi-Fini" de 2002, por la que se pueden encausar a quienes lleven a territorio italiano a indocumentados y por la que se abrirá una investigación a los 155 supervivientes de la tragedia por un delito de inmigración ilegal.

La tragedia de estos inmigrantes africanos que querían llegar a Europa arriesgando la vida no ha frenado el flujo de indocumentados hacia el sur de Italia, ya que este sábado llegaron en dos embarcaciones a la isla de Sicilia 325 personas, que aseguran proceder de Siria.