El sindicato ELA ha considerado "un avance" la propuesta para el ámbito educativo del Plan de Paz y Convivencia, si bien ha advertido de que "faltan acuerdos políticos y sociales básicos" y, por ello, ha decidido no sumarse al acuerdo suscrito.

La central vasca ve "fundamental" que, "dando continuidad" a la labor que se desarrolla en los centros educativos, se sitúe la tarea educativa "en el desarrollo de los derechos humanos y en el trabajo de los mecanismos de creación y solución de los conflictos, alejándola del uso partidario del conflicto vasco y de las víctimas".

No obstante, ha precisado que la tarea educativa que se debe desarrollar exige acuerdos sociales y políticos e "itinerarios básicos compartidos" que, a su entender, no se dan.

En este marco, ha explicado que, "al igual que LAB y STEE-EILAS", ha optado por no participar en la firma del acuerdo entre diferentes agentes educativos en relación al apartado educativo del Plan de Paz y Convivencia.

ELA ha señalado que debe concretarse el contenido, la planificación, la formación y los recursos pedagógicos, pese a lo que ha valorado la propuesta para el ámbito educativo de la Secretaría de Paz y Convivencia como "un notable avance" respecto al 'Plan para la convivencia democrática y la deslegitimación de la violencia' que se "impuso anteriormente".

"Creemos que, dando continuidad a la labor que en las últimas décadas se viene desarrollando en las aulas de Euskal Herria, aleja la tarea educativa de un uso partidario del conflicto vasco y de las víctimas, y la sitúa en la labor pedagógica en torno a los derechos humanos, en la profundización de los mecanismos que rompen la paz y la convivencia y generan los conflictos en general, su solución y en la labor preventiva para que no vuelvan a suceder", ha reiterado.

Cargar el peso en la comunidad educativa

A pesar de considerar un "avance" la propuesta realizada, ELA no ha firmado "de momento" el acuerdo porque "faltan acuerdos políticos y sociales básicos para lograr verdaderos avances en la normalización política y en la convivencia, especialmente entre las fuerzas políticas y en sede parlamentaria".

De este modo, ha dicho no percibir que se den las condiciones necesarias para trasladar al ámbito educativo un acuerdo de este tipo. Según ha indicado, a pesar de que en los centros educativos "hace tiempo que se viene desarrollando una importante labor para la normalización democrática y la convivencia", no es adecuado "cargar sobre la comunidad educativa el peso de esa tarea o hacer uso de la tarea educativa para tratar de encaminar itinerarios que no hemos conseguido acordar en la sociedad y en la esfera política".

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.