Senadora de Amaiur herida
El parlamentario de EH Bildu Julen Arzuaga, muestra una foto de la senadora de Amaiur, Amalur Mendizabal, herida en una carga de la Ertzaintza durante el registro de la sede del movimiento de apoyo a presos de ETA Herrira. EFE

La senadora de Amaiur Amalur Mendizabal recibió ocho puntos de sutura tras los incidentes registrados anoche en Hernani (Gipuzkoa), donde la Ertzaintza protagonizó dos cargas durante el registro de la sede de Herrira, ha informado este martes la coalición abertzale.

Esta operación policial desarrollada por la Guardia Civil en la sede de Herrira durante el lunes se saldó con la detención de más de una decena de dirigentes de este colectivo de apoyo a los presos de ETA.

Se vivieron varios momentos de tensión entre policía y manifestantes En el momento en el que los agentes del instituto armado iniciaban su repliegue, después de más de doce horas de actuación, la Ertzaintza cargó con material antidisturbios contra las decenas de personas que se agolpaban en las calles del entorno de la Plaza Nueva, mientras que algunos radicales les lanzaban diversos objetos, como botellas de cristal.

Testigos presenciales vieron en ese momento llegar a una ambulancia que trasladó a una joven.

Sin embargo, éste no fue el único momento de tensión, ya que unas horas antes la Ertzaintza había efectuado otra carga con porras, después de que un grupo de personas les lanzaran botellas en el momento en el que los agentes trataban de identificar a uno de ellos que les había insultado reiteradamente, según informó este lunes el departamento vasco de Seguridad.

Denunciará a la Policía

Mendizabal ha anunciado que va a denunciar los hechos y ha criticado que pese a que ella se identificó en todo momento se le negó el número de placa del agente.

Mendizabal ha contado que en los momentos tensión en Hernani se identificó ante la Ertzaintza como senadora La senadora ha relatado que este lunes se encontraba en la concentración en protesta por el registro de la sede de Herrira en la citada localidad guipuzcoana, detrás del cordón policial, cuando, en el momento en el que la Guardia Civil iniciaba el abandono del lugar se produjo una carga de la Ertzaintza, que controlaba el perímetro.

Mendizabal ha contado que en esos momentos de tensión, se identificó ante la Ertzaintza como senadora y que un agente hizo amago, en dos ocasiones, de golpearla. Poco después, recibió el porrazo en la cabeza de manera inesperada y que, según ha contado, no le dio tiempo ni de hacer el gesto instintivo de protegerse. La senadora cayó al suelo y, según ha afirmado, volvió a recibir varios golpes en el cuerpo.

Mendizabal ha asegurado que solicitó el número de placa del agente y que la única respuesta que recibió por parte de los ertzainas es que ya se había llamado a una ambulancia.

Un portavoz del Departamento de Seguridad del Gobierno Vasco ha adelantado que la Ertzaintza ha abierto las "diligencias habituales" en estos casos para esclarecer lo sucedido y que están a la espera de conocer los términos concretos de la denuncia de la senadora.

Por otro lado, el portavoz de Amaiur en el Congreso, Rafael Larreina, considera una "irresponsabilidad" del Ministerio del Interior y del presidente del Gobierno impulsar operaciones policiales como la llevada a cabo este lunes contra la asociación de apoyo a los presos de ETA, Herrira, en el actual "contexto político".

Larreina ha denunciado el "impulso político" de dicha operación, sustentada en un "criterio de sucesión indeterminado" que, según ha asegurado, si se utilizara "acogiéndonos a la Ley de Memoria Histórica" serviría para "ilegalizar al PP". En su opinión, por parte del Ejecutivo debería "haber una mayor responsabilidad para impulsar esta nueva etapa política de normalización, pacificación y reconciliación", y operaciones como la de este lunes "van en sentido contrario".

Consulta aquí más noticias de Guipúzcoa.