El abuelo paterno de Asunta: "Sigo sospechando de la madre y que mi hijo pudo encubrirla"

La madre de Asunta, Rosario Porto, tras la inspección realizada en la casa de su exmarido en Santiago de Compostela.
La madre de Asunta, Rosario Porto, tras la inspección realizada en la casa de su exmarido en Santiago de Compostela.
Xoan Rey / EFE

El abuelo paterno de Asunta, la niña de Santiago hallada muerta en una pista forestal de Teo, no cree que los padres de la niña, Rosario Porto y Alfonso Basterra, estén detrás de su muerte, aunque sí mantiene sus sospechas: "Yo sigo sospechando que ha sido ella. Y sospecho que él haya podido encubrirla", ha asegurado en una entrevista concedida a Telecinco.

Ramón Basterra opina que "si ha habido algo tuvo que ser por una locura, una depresión". Para este abuelo, la pérdida de su nieta ha sido algo "inaudito". "No comprendo qué ha podido pasar ahí", ha añadido.

El abuelo de Asunta ha hablado también en la entrevista sobre su exnuera (Rosario), la muerte de sus padres y la herencia que dejaron tras su fallecimiento: "Han influido en ella las muertes, estaba preocupada porque había una herencia importante y había que liquidar muchas cosas. Ahí hay mucho dinero", ha relatado.

Con todo, Basterra espera que las sospechas que tiene se queden en eso: "Mi hijo no cree que ella haya podido hacer nada a su hija. 'Charo no es culpable de nada', me dijo", ha comentado en la entrevista. Para el abuelo de Asunta, ha debido de haber "algún indicio, alguna casualidad", para que su hijo sea sospechoso y esté imputado por el homicidio de la niña, pero se ha mostrado convencido de su inocencia: "Sale de esta situación seguro".

Según Ramón Basterra, en la muerte de la menor "hay una tercera persona" implicada. "Tengo la intuición", ha insistido.

Ramón Basterra ha contado también cómo supo de la muerte de su nieta. "Mi hijo me llamó por el móvil y me dijo: 'que me la han quitado, a Asunta, que la han matado'".

Sobre Asunta no ha tenido más que elogios hacia ella y sus aptitudes para el estudio: "La niña hablaba inglés perfectamente, con 12 años, y estaba aprendiendo chino. Su padre me decía que había que ayudarla mucho porque sacaba muy buenas notas. Para mi hijo era su alegría, no me extraña que esté destrozado".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento