Draghi dice que el paro es aún muy alto en la eurozona, aunque aprecia una "lenta recuperación"

  • El presidente del Banco Central Europeo (BCE) advierte de que el crédito a las empresas sigue reduciéndose y que los datos de producción son "débiles".
  • No obstante, cree que "la actividad económica se beneficiará de una mejora gradual en la demanda doméstica" con el apoyo del Banco Central.
  • Está dispuesto a ofrecer a los bancos una nueva inyección de liquidez a largo plazo.
El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi (c).
El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi (c).
EFE

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, opina que el paro en la eurozona "sigue siendo demasiado alto" y advierte de que el crédito a las empresas sigue reduciéndose.

A pesar de esto y de que los datos de producción de julio son, según sus palabras, "débiles", cabe esperar que la actividad económica de la eurozona continúe "su lenta recuperación" en los próximos meses, ha explicado en una comparecencia ante la comisión de Asuntos Económicos de la Eurocámara.

"Mirando hacia el futuro, la actividad económica se beneficiará de una mejora gradual en la demanda doméstica, con el apoyo de la política monetaria acomodaticia del BCE y del refuerzo de la demanda externa para las exportaciones de la eurozona", ha señalado. No obstante ha señalado que "la recuperación todavía debe consolidarse de forma firme".

Draghi ha pronosticado que la tasa de inflación, que bajó en agosto hasta el 1,3%, se mantendrá controlada "reflejando la debilidad general en la demanda agregada y el ritmo modesto de la recuperación". Además, el crédito al sector privado volvió a caer en julio debido a la debilidad de la economía, el aumento del riesgo crediticio y los ajustes en el balance de deudores y acreedores.

"La importante mejora en la situación de financiación de los bancos desde verano de 2012 todavía no se ha traducido en un aumento de la provisión de crédito", ha admitido el presidente del BCE. Por todo ello, Draghi ha vuelto a repetir que el BCE mantendrá los tipos de interés "en los actuales niveles (0,5%) o más bajos durante un largo periodo de tiempo".

A su juicio, es esencial "adoptar medidas eficaces para reducir la fragmentación del mercado de crédito en la eurozona y para reforzar la resistencia de los bancos donde sea necesario". "La política monetaria contribuye a estos objetivos, pero sólo puede abordar los problemas en la transmisión en la medida en que no estén relacionados con barreras más estructurales", ha explicado.

Inyección de liquidez

Por otra parte, Draghi ha dicho que está dispuesto a ofrecer a los bancos de la eurozona una nueva inyección de liquidez a largo plazo (LTRO), si es necesario, con el objetivo de relajar los tipos de interés e impulsar el crédito.

Los bancos de la eurozona ya han reembolsado 331.000 millones de euros de las operaciones de LTRO realizadas a finales de 2011 y principios de 2012, cifra que representa el 63,5% de la inyección neta de liquidez realizada por el BCE en el sistema, ha explicado.

En su opinión, se trata de un "buen signo" porque "muestra que los bancos son menos dependientes de la financiación del BCE y pueden financiarse ellos mismos en el mercado, o vía depósitos, o intercambiando líneas de crédito".

Al mismo tiempo, Draghi ha admitido que, ante esta reducción de liquidez, los mercados "pueden reaccionar aumentado los tipos de interés a corto plazo". Por ello, el BCE se ha comprometido a mantener los tipos de interés al nivel actual (0,5%) o inferior durante "un largo periodo de tiempo" y no descarta otras opciones como una nueva LTRO.

"La significativa mejora de la situación de financiación de los bancos desde verano de 2012 todavía no se ha traducido en una mayor provisión de crédito", ha admitido el banquero italiano. No obstante, Draghi ha explicado que la falta de crédito a las pymes se debe también al alto nivel de endeudamiento de muchas empresas y a la falta de demanda.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento