Los técnicos de Adif apuntan al "factor humano" en el accidente de tren de Santiago en julio

Los responsables de técnicos de Adif, Carlos A.G y Roberto S.A (c e izda) a la entrada del juzgado de Santiago de Compostela.
Los responsables de técnicos de Adif, Carlos A.G y Roberto S.A (c e izda) a la entrada del juzgado de Santiago de Compostela.
EFE

La Asociación de Afectados por el Accidente Ferroviario del Alvia de Santiago (Apafas), que ejerce como acusación particular en el caso del accidente ferroviario del pasado julio, han destacado que los técnicos de Adif que han declarado ante el juez se limitan a apuntar al "factor humano".

Tres responsables de seguridad de Adif han prestado declaración como imputados durante más de cinco horas ante el titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Santiago, Luis Aláez, que lleva el caso del accidente de tren Alvia Madrid-Ferrol que el pasado 24 de julio descarriló en las proximidades de Santiago y causó la muerte a 79 personas y heridas a 150.

Fuentes de Apafas, personada junto a otras 62 víctimas en la causa del accidente en su declaración, los tres responsables de seguridad han seguido la misma línea argumental que expusieron en su testimonio el director general de Seguridad en la Circulación de Adif, Manuel B.G., y el responsable en la Zona Noroeste, Fernando R.S..

Los tres cargos de Adif que han testificado hoy, aseguraron las fuentes, han esquivado preguntas relativas a la posibilidad de tratar de mejorar los sistemas de seguridad sobre los ya existentes, y han insistido en que se encontraron las ya implantadas cuando entró en funcionamiento la línea, y que no son los responsables de cambiar o instalar señales.

Además, según apunta Apafas, han eludido responsabilidades e insistido en que el sistema era seguro, y solo uno de ellos ha llegado a emplear el término "delicado" o "significativo, o algo así", respecto del cambio de una recta de kilómetros hasta la curva de A Grandeira, en que se produjo el suceso.

En sus declaraciones ante el juez José Luis Aláez los responsables de Adif que han testificado los dos últimos días "derivan todo al factor humano", y que si un maquinista cumple lo establecido en el libro horario y el cuadro de velocidades no se habría producido el siniestro. "Siguen derivando las responsabilidades al factor humano, al maquinista, la seguridad exquisita, y los sistemas que hay, los adecuados", resumieron las fuentes.

Igualmente, han indicado que, cuando se les pregunta a los responsables de seguridad cómo es posible que hubiese una única señal de cambio de velocidad en el kilómetro 84,2, 182 metros después del lugar del accidente, aseguran que "es la que hay y que está bien", y argumentan que el maquinista tenía que haber adoptado con anterioridad las medidas de precaución necesarias.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento