El Departamento de Fomento del Gobierno de Navarra ha informado de que esta tarde se iniciarán los trabajos de reparación en el punto kilométrico 6 de la carretera Nagore-Garralda (NA-2040), y que consisten fundamentalmente en la estabilización de la ladera que sufrió el desprendimiento.

El incidente se produjo en la madrugada del pasado día 9, cuando una gran placa rocosa con una superficie estimada de 45 m3 se desprendió del tramo final del barranco de Lakorri, recorriendo en caída libre una altura de unos 28 metros hasta impactar de lleno sobre otro estrato rocoso al pie del macizo, el cual originó igualmente otro desprendimiento. La suma de las rocas desprendidas recorrió una pendiente boscosa, arrasando árboles y removiendo el terreno. Una pequeña parte de ellas llegó hasta la carretera, causando un accidente sin víctimas a un vehículo particular.

Como causa del desprendimiento se baraja el debilitamiento de los contactos entre los diferentes estratos rocosos, debido a la formación de hielo en las juntas durante el periodo invernal, según ha informado el Gobierno foral en un comunicado.

Los trabajos

Los trabajos, que se han adjudicado a la empresa INACCÉS Geotecnia Vertical SL por el procedimiento de emergencia, dado el "grave riesgo" para la seguridad vial del tráfico que transita por la carretera afectada, cuentan con un presupuesto de unos 106.000 euros IVA incluido.

Su duración en el tiempo se estima en un mes aproximadamente, aunque habrá de tenerse en cuenta el factor climatológico, dada la necesidad de trabajar a una altura considerable de la carretera, ha añadido el Ejecutivo.

Mientras duren las obras y para garantizar la seguridad vial, se anulará el tráfico por el carril izquierdo de la carretera en una longitud aproximada de 100 metros, circulándose en dicho tramo mediante trafico alternativo regulado por semáforos.

Los trabajos consisten en anclar la cuña de terreno inestabilizada por la acción de la caída del primer bloque desprendido, mediante fajas de cables tensados y estabilizar la base de la cuña rocosa afectada para evitar nuevos deslizamientos de piedra. Paralelamente, se anclarán al terreno natural los bloques desprendidos del macizo inicial.

Además, en la cabeza del talud de la zona desde la que se ha producido el desprendimiento, se dispondrá una pantalla dinámica capaz de resistir impactos directos de hasta 1.000 kilojulios, en una longitud aproximada de 50 metros lineales y con una altura de 4 metros.

También se llevará a cabo la reparación del muro de hormigón que constituye el elemento que hace las veces de barrera de seguridad para impedir la caída de vehículos al embalse, y que resultó afectado por el impacto de los bloques de roca procedentes del desprendimiento.

Reparación de la escollera de arre

También este lunes está previsto que se inicien los trabajos de estabilización de la escollera de Arre en la carretera N-121-A, que sufrió un desprendimiento el pasado mes de febrero como consecuencia de las fuertes lluvias registradas en los primeros meses del año.

Los trabajos, adjudicados a la empresa Arian Construcción y Gestión de Infraestructuras S.A. por importe de 335.386,02 euros, tienen un plazo de ejecución de dos meses.

Salida de villava hacia arre

Finalmente, hoy también comienzan las labores de estabilización de una ladera en la carretera NA-2517, en una curva existente en la salida de Villava en dirección a Arre. En este punto se vienen produciendo episodios de deslizamiento de tierras de manera periódica, en general a continuación de periodos de lluvia intensa.

La solución diseñada para eliminar el problema consiste en el desmonte de la cabeza del talud y tendido del mismo, creando una berma de unos 3 metros de anchura en la que se dispondrá una cuneta de hormigón para recogida de las aguas y su canalización mediante una bajante hasta la cuneta de la carretera.

Se colocará después en el resto del talud -aproximadamente en unos 2/3 del mismo- una malla triple torsión fijada al terreno mediante picas de acero de un metro de longitud, y sobre esta malla, a su vez ,se dispondrá una malla de coco para facilitar la hidrosiembra posterior y la recuperación vegetal del talud, lo que contribuirá a su estabilidad.

El importe previsto de los trabajos es de 57.000 euros IVA incluido y se realizarán dentro de las labores de conservación ordinaria por parte del contratista que atiende las carreteras dependientes del Centro de Conservación de Pamplona.

La duración estimada de los trabajos es de semana y media y la ejecución obligará al cierre del carril izquierdo de la carretera desde el inicio de la misma en la rotonda de la gasolinera de Repsol, hasta la rotonda de Arre; es decir, el acceso a Villava-Pamplona por esta carretera.

Consulta aquí más noticias de Navarra.