Las ventas del pequeño comercio caen en verano el 10% pese a las rebajas y el turismo

  • Pese a las rebajas y a la llegada récord de visitantes las ventas en el pequeño comercio han caído un 10% respecto al año pasado.
  • La facturación ha aumentado de forma moderada, entre un 3 y un 5%, en las zonas más turísticas como Canarias o Baleares.
  • Los empresarios lamentan que la liberalización de las rebajas hayan desvirtuado el conocido "efecto llamada".
  • Esperan que el último cuatrimestre del año arregle los datos por el consumo derivado de la recuperación de la paga de Navidad de los funcionarios públicos.
Entrada de un comercio.
Entrada de un comercio.
ARCHIVO

El pequeño comercio ha cerrado el verano con un descenso medio de las ventas del 10% respecto a un año antes pese a las rebajas y la llegada récord de visitantes, que tan sólo se ha dejado notar en las zonas más turísticas, como las Canarias o las Baleares, donde la facturación ha subido entre el 3 y el 5%.

Mientras el sector de moda, complementos y calzado ha mantenido el tipo, con un incremento de las ventas del 1,5% en el conjunto de julio y agosto apoyado en la llegada tardía del calor; el segmento de equipamiento del hogar ha vuelto a sufrir un revés, lastrado por la crisis y el pinchazo inmobiliario.

Los empresarios lamentan que la liberalización de las rebajasantes limitadas a dos periodos concretos del año− ha supuesto que éstas se han desvirtuado y han perdido el efecto llamada que ejercían sobre los compradores.

"En general, el verano ha ido peor de lo esperado. Canarias y Baleares son la excepción de la regla general de caída de ventas", ha asegurado a Efe el presidente de la Confederación Española de Comercio, Manuel García-Izquierdo, quien ha añadido que datos provisionales apuntan a un descenso medio del 10%, que en algunas regiones se ha elevado hasta cerca del 20%.

Junto a la crisis, en la evolución de la facturación del sector también ha influido la cuantía de los descuentos aplicados (de hasta el 70%) y que los turistas han llegado con presupuestos muy "amarrados" −principalmente destinados al sector hostelero− o con la pulsera del "todo incluido", circunstancias que no animan a comprar en los comercios locales.

En paralelo, la liberalización de las rebajas ha conllevado que el consumidor haya sustituido salir a buscar "chollos" y de hacer compras compulsivas, por intentar encontrar sólo lo que realmente necesita a buen precio, ha apuntado García-Izquierdo.

No obstante, el presidente de la CEC ha asegurado que el sector tiene "grandes esperanzas" en que las ventas se recuperen a lo largo del último cuatrimestre del año gracias a los datos positivos que se están trasmitiendo a la ciudadanía y a la recuperación de la paga de Navidad por parte de los funcionarios.

Sector textil

Según datos de la Asociación Empresarial de Comercio Textil y Complementos (Acotex), las ventas de moda subieron en julio el 4,8%, en tanto que en agosto bajaron el 4,4%, con lo que el periodo estival se saldó con un incremento de la facturación del 1,5%, hasta sumar unos 2.600 millones.

Para el presidente de Acotex, Borja Oría, el repunte de julio se debió a que la llegada tardía de calor hizo que los usuarios dejaran para las rebajas la adquisición de los productos más veraniegos, a lo que añadió que agosto es tradicionalmente el mes de menor volumen de ventas de todo el año.

Pese a la mejora de julio, en los ocho primeros meses del año las ventas del comercio textil acumulan un descenso del 6,7%.

Oría ha recordado que en esta ocasión, aprovechando la liberalización y en un intento de salvar una mala temporada primavera-verano, muchos comercios colgaron el cartel de rebajas antes del 1 de julio −fecha en la que empezaban antes− con descuentos del 50%.

En su opinión, esta descentralización de las rebajas ha hecho que se pierda el efecto "pistoletazo de salida" y ha extendido las promociones a lo largo de todo el año, reduciendo aún más los márgenes comerciales.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento