Se acabó el aguantar esperas interminables para ver al médico especialista. En breve, si la primera visita recomendada por el facultativo de primaria para ver al médico especialista se demora más de dos meses, el paciente podrá recurrir a un centro privado y el Salud correrá con todos los gastos.

Es una de las medidas que recoge el proyecto del decreto del Gobierno aragonés, que establece la garantía de plazo de asistencia especializada, y que se encuentra a exposición pública hasta el próximo 22 de enero.

La nueva medida busca establecer plazos máximos en la atención para las primeras consultas de atención especializada. Se compromete, además, a que buena parte de las pruebas diagnósticas se realicen en menos de un mes.

Para el control de la demanda de estos procesos sanitarios se crearán registros con los datos de los pacientes. A través de ellos se gestionará el buen funcionamiento de esta nueva medida y se asegurará la confidencialidad de los datos de los pacientes. Cada registro estará gestionado de forma individual por el centro sanitario en el que se realiza la inscripción.

Hasta 5 meses de espera

La puesta en marcha de las nuevas garantías de plazos máximos (que aún deben ser aprobadas) permitirá mejorar las demoras que tienen algunos servicios de la sanidad especializada. En oftalmología llegan a los tres meses y en otorrinolaringología pueden alcanzar hasta los cinco meses.

Para beneficiarse de estas mejoras (cuando se pongan definitivamente en marcha), los pacientes deberán residir en la comunidad aragonesa y tendrán que inscribirse en los nuevos registros (se hará en el propio centro sanitario). En el caso de que se supere la demora máxima, el Salud enviará una carta al paciente, acreditándole para ir a un centro privado.

También para las operaciones

El departamento de Salud de la DGA ya establece plazos máximos para asistir a los enfermos en determinados procesos quirúrgicos. Tanto para las operaciones cardiacas, como las cataratas, las artrosis de cadera y las de rodilla se tienen que realizar en un plazo máximo de 6 meses. Para los casos urgentes, el decreto establece  demoras máximas que oscilan entre los 30 y los 45 días. En el caso de que se incumplan estas garantías, el paciente tiene derecho a ir a un centro privado y el Salud corre con los gastos. Legislaciones similares existen en otras comunidades, como Andalucía, Cataluña, Navarra, País Vasco, Murcia, Castilla La Mancha o Extremadura.

Si no van al médico pérdida de garantía

Los pacientes que no vayan al especialista en la fecha que les dé el Salud perderán su derecho a ir en su lugar a un centro privado. También los que, ejerciendo su derecho a la libre elección de médico, escojan a sabiendas uno con una demora superior.

Para desplazarse transporte y dietas

En el caso de que el paciente tenga que ir a un centro situado en una localidad diferente a la del centro donde se superó la demora, el Salud se hará cargo de los gastos de desplazamiento y dietas, tanto del enfermo como de un acompañante.

Para la primera visita la cita, en dos días

Una vez que el médico de atención primaria indica al paciente la necesidad de acudir por primera vez a una consulta especializada, la inscripción en el registro por parte del paciente y la comunicación de la fecha de citación se harán en menos de dos días laborables.

Según los avances actualizaciones

Cuando las circunstancias lo aconsejen, en función de las expectativas de los pacientes y de los avances tecnológicos, se podrán actualizar, siempre por orden del Salud, los tiempos máximos de garantía y las especialidades que forman parte del decreto.