El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente ha enviado a primera hora de la mañana del miércoles "un importante contingente de medios aéreos y terrestres" para combatir el incendio forestal declarado en la localidad de Ribeira (A Coruña), con el objetivo de "evitar desde el primer momento que el fuego adquiera mayor magnitud".

Para ello, se han desplazado a la zona dos aviones anfibios de 5.500 litros, que han salido de la base de Lavacolla; una Brigada de Refuerzo contra Incendios Forestales (BRIF), de la base de Prado de los Esquiladores (Cuenca); un helicóptero bombardero tipo Kamov, de 4.500 litros y un avión de comunicaciones.

Minutos antes de las 12.00 horas, la Xunta de Galicia ha dado por estabilizado este fuego, que se inició en cinco focos distintos próximo a casas y al polígono industrial, que tuvo que ser desalojado; así como a la autovía de O Barbanza, que fue cortada al tráfico y al hospital, que estuvo en alerta. Por el momento, las estimaciones provisionales sitúan en 175 las hectáreas calcinadas.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.