El Bundesbank critica a Bruselas por dar más tiempo a España para ajustar su déficit

  • Jens Weidmann, presidente del Bundesbank y miembro del Consejo de Gobierno del BCE, cree que este tipo de decisiones deberían ser excepcionales.
  • Además, critica que estas excepciones se hayan producido de forma simultánea para países como Francia y Eslovenia.
  • Grecia admite la posibilidad de recibir un nuevo programa de ayuda de hasta 10.000 millones de euros, pero sin nuevas condiciones.
Comisión Europea.
Comisión Europea.
EUROPA PRESS

Jens Weidmann, presidente del Bundesbank y miembro del Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE), ha criticado la benevolencia europea con ciertos países como España, Francia o Eslovenia, que han incumplido los objetivos del Pacto de Estabilidad y Crecimiento, por tener consecuencias negativas.

La Comisión Europea concedió el pasado mes de mayo a España una prórroga de dos años para cumplir el objetivo de reducir el déficit por debajo del umbral del 3% que marca el Pacto, al considerar que el Gobierno de Mariano Rajoy había cumplido los ajustes estructurales exigidos en 2012 y que la situación económica había empeorado.

Con esta relajación del déficit, los nuevos objetivos para España son del 6,5% para este año, el 5,8% en 2014, el 4,2% en 2015 y el 2,8% en 2016. Asimismo, Bruselas decidió relajar los objetivos de consolidación fiscal para otros países de la eurozona como Francia, Países Bajos, Eslovenia o Portugal.

"Se otorgaron periodos más largos de ajuste a países como España, Francia y Eslovenia, cuando tal diferencia sólo debería hacerse en circunstancias excepcionales, ya que las exigencias estructurales de consolidación se ven debilitadas cuando se aplazan", indicó el banquero en un discurso pronunciado en Berlín.

En este sentido, el presidente del Bundesbank, considerado como el principal representante de los 'halcones' del BCE, criticó que estas excepciones en el cumplimiento de los objetivos de déficit hayan sido aplicadas "de forma simultanea, lo que menoscaba el efecto disciplinante de las reglas fiscales".

Asimismo, Weidmann subrayó que la mera existencia de nuevas y más exigentes reglas "no es suficiente", puesto que estas reglas deben ser aplicadas, algo en lo que la Comisión Europea tiene una responsabilidad capital, ya que es a quien corresponde su interpretación.

"No pienso que sea apropiado empezar estirando al máximo la flexibilidad de las nuevas reglas", señaló el presidente del Bundesbank, quien recordó a los gobiernos que el Consejo del BCE "no puede resolver la crisis, sólo ganar algo de tiempo".

Tercer rescate para Grecia

Por otro lado, el Gobierno griego ha admitido la posibilidad de que el país heleno reciba un nuevo programa de ayuda de hasta 10.000 millones de euros, aunque subrayó que, en cualquier caso, este nuevo rescate no conllevaría la firma de un nuevo memorándum con medidas adicionales, según señala el ministro griego de Finanzas, Yannis Stournaras, al diario Proto Thema.

"Si fuera necesario un nuevo programa de apoyo a Grecia, se trataría de unos 10.000 millones de euros, una cantidad muy pequeña en comparación con los otros acuerdos", indica Stournaras, que subrayó que "no existe ninguna discusión" sobre la posibilidad de aplicar una nueva quita a la deuda griega, algo en lo que ha coincidido también el ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schaeuble.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento