Dos técnicos del Servicio de Urgencias Canario atienden a un bebé marroquí que viajaba en una patera llegada a Fuerteventura
Dos técnicos del Servicio de Urgencias Canario atienden a un bebé marroquí que viajaba en una patera llegada a Fuerteventura. (ARCHIVO)

La organización pro derechos humanos Human Rights Watch (HRW) pidió a España que un acuerdo que negocia en estos momentos con Marruecos sobre readmisión de menores no acompañados debe garantizar los derechos de estos.

En una carta dirigida a José Luis Rodríguez Zapatero, presidente del gobierno español, la organización pide que se incluyan en el futuro acuerdo bilateral garantías que servirán para preservar los derechos de los menores.

"Le instamos a que incorpore en el futuro acuerdo de readmisión todas las garantías legales pertinentes de acuerdo a la legislación internacional y española aplicable", señala Lois Whitman, directora de la división de Derechos del Niño en HRW.

Agrega que ello aseguraría que los derechos de los niños inmigrantes así como de los menores solicitantes de asilo "sean respetados en todo momento y en cada etapa del ciclo migratorio".

Esta organización reclama a Rodríguez Zapatero que el próximo y otros acuerdos de readmisión incluyan ciertas previsiones, como la de que los menores no acompañados que intenten entrar en el país "no deben ser expulsados de manera sumaria".

Abusos en el pasado

También que a los menores solicitantes de asilo no se les niegue nunca la entrada en la frontera y que toda decisión sobre la repatriación de un menor se decida sobre una base individual y garantizando que el niño tiene una representación legal cualificada.

HRW considera además que el acuerdo debe incluir que los menores sin compañía no deben ser entregados a las fuerzas de seguridad u oficiales fronterizos "sin la presencia de sus guardas o los representantes de los servicios de protección" y que los menores deben ser orientados e informados de forma adecuada antes de ser repatriados.

La organización humanitaria señala en su carta que, según fuentes del Ministerio de Asuntos Exteriores, el acuerdo bilateral se hallaría en la última fase de negociación y estaría siendo redactado en base a un memorando de entendimiento entre España y Marruecos, de 2003, sobre repatriación asistida de menores no acompañados.

HRW considera que "ciertas disposiciones clave de este memorando no respetan las obligaciones de España en virtud de los instrumentos internacionales de derechos humanos de las cuales es parte y por tanto, no deberían ser reproducidas en ningún futuro acuerdo bilateral".

La organización recuerda que una investigación que realizó hace unos años sobre los menores no acompañados en Ceuta y Melilla registró "abusos serios sufridos por estos niños por parte de los oficiales fronterizos y agentes de seguridad en el curso de las repatriaciones".

Agrega que informes de organizaciones no gubernamentales y de otras entidades que velan por los derechos del niño "ofrecen claros indicios de que la repatriación de niños a través de la entrega directa a las autoridades fronterizas y policías marroquíes sitúan a estos menores en una situación de aún mayor riesgo de abuso y consiguiente detención".